martes, 8 de diciembre de 2015

Jornada 37: Embalse de Orellana 05-12-2015

Lugar: Orellana

Fecha: 05 de Diciembre del 2015

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:

De nuevo pusimos rumbo a una nueva jornada (quizás la última del año) con unas muy buenas previsiones meteorológicas que hicieron que nuestras ganas se multiplicasen.

Esta vez el destino seleccionado fue el embalse de Orellana y los valientes combatientes fuimos Alejandro, Alex, Pepe, Uje y yo. Al llegar al embalse nos dispusimos a hacer los primeros lances con una indumentaria típica de invierno (gorro de papa Noel incluido), pero pronto descubriríamos que íbamos a pasar bastante calor.


A medida que avanzamos por la orilla fuimos cerciorándonos de lo difícil que iba a resultar caminar por la misma, con multitud de pizarras cortantes poco estables.

Durante la mañana, la actividad de los peces no fue lo buena que esperábamos, alternandose alguna que otra picada solitaria sin materializar, en nuestra opinión, por el tamaño de los peces.

Sin embargo, en una de estas picadas si logré clavar al pez al otro lado de la línea, dando un peso en báscula de poco más de 4 kilogramos.


Posteriormente, alguna que otra picada más sin éxito, y con la mala fortuna de que un lucio de aproximadamente 1,5 Kg, se me soltase ya en la orilla.

Tras un breve descanso para comer, decidimos movernos a otra zona del embalse que conocíamos más en profundidad, y efectivamente los buenos resultados llegaron. Tras acabar la mañana con una única captura, en esta nueva zona cuatro lucios más (de un tamaño que oscilaban entre 1 y 1,5 kg) fueron capturados: Alejandro con dos ejemplares mientras Pepe y Uje con un lucio cada uno. Alex, por su parte, no pudo librarse del tan temido bolo, pero es de destacar su entusiasmo y dedicación, ya que estuvo intentándolo hasta el último momento.


Así llegamos al final del día, en el que nuevamente las capturas jugaron un papel secundario, prevaleciendo la compañía de los buenos amigos.


¡Hasta la próxima!

Juamni

Vídeo de la jornada:

video

lunes, 30 de noviembre de 2015

Jornada 36: Embalse de San Juan 28-11-2015

Lugar: San Juan

Fecha: 28 de Noviembre del 2015

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

¡Hola a todos! De nuevo liados con nuestra droga (la pesca), pues como ya bien sabéis lo llevamos en la sangre. Otra nueva salida, pero con las mismas ganas de siempre. El lugar elegido esta vez sería el embalse de San Juan.

Comenzaríamos ,como ya es constumbre en nosotros, con el cafelito para despejarnos, comenzar con nuestras bromas mañaneras y comentarios de cómo afrontar el día.

Ya de camino a la zona elegida y llegando sobre las 8:00, empezamos a montar el armamento pesado con los señuelos elegidos para tentar e intentar engañar esta vez a los escurridizos lukis.

En ese mismo momento vimos que hoy, como muchos otros días, la caminata iba a ser importante, pero quién dijo miedo, jajaja.


Nos pusimos a probar suerte y después de bastantes lances, cambiando de señuelos en varias ocasiones, nos dimos cuenta de que los peces se iban a vender muy caros, pero nuestra insistencia no cesaría tan facilmente.


La mañana transcurría sin tener noticias de los lucios pero Pepe si tendría la ocasión de ver un demonio verde detrás de su señuelo con la mala fortuna de no poder materializar la captura... me caguen...

Aunque en ningún momento bajamos los brazos ni nos dimos por vencidos, entre broma y broma y con nuestros vaciles se nos hacía más amena la mañana.


Después de una gran pateada y viendo que el día no cambiaba, sin una sola picada, aparte del viento cansino que comenzó a hacernos la jornada cada vez más pesada, pensamos en no insistir más y aceptar el bolo que rondaba sobre nuestras cabezas, jajaja.


Todos sabemos como es el arte de la pesca, unos días de cal y otros de arena. Total que decidimos volver hacia el punto de partida donde se encontraba el coche para tomarnos nuestros merecidos bocatas y poner pies en polvorosa, bebernos unas birras fresquitas y planificar la próxima salida oficial, quizas la última del año, todo se andará, jajaja.


Un saludo.

Eugenio

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Jornada 35: Embalse de Almaraz 21-11-2015

Lugar: Almaraz

Fecha: 21 de Noviembre del 2015

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:


Y aquí estamos un día más haciendo lo que más nos gusta: pescar. Los aventureros de esta semana seríamos Alejandro, Eugenio, Juanmi, Pepe y yo mismo decidiendo visitar nuevamente el embalse de Almaraz, teniendo en cuenta que la siguiente semana habría campeonato.
 
Esta posiblemente fuera nuestra última visita del año por estas aguas, así es que habíamos depositado en este día muchas esperanzas y expectativas.

Observando a lo largo de la semana la predicción del tiempo pudimos ver que el día iba a estar a priori despejado pero nos iba a acompañar un viento de los que dan guerra en los días de pesca.

Llegamos al destino sobre las 7 y media de la mañana y, efectivamente, no había muchas nubes. Nos dispusimos a montar los aparatos y a las 8 ya estábamos dentro del agua. El viento, como era de esperar ya estaba soplando y haciéndonos la jornada algo más difícil de lo normal, pero nuestros queridos amigos verdes no tardaron en aparecer. Uge y Pepe abrieron la lata, aunque poco después ya nos habíamos quitado el bolo los cinco.




El tamaño de los basses era mayor al de los sacados en mi última vista y es que, a pesar de que no eran “tarugos”, la mayoría de ellos venían rondando el kilo, cosa que para la cantidad de peces que salieron, nos hicieron la jornada muy pero que muy divertida.

Avanzaba la mañana y el cielo se cubrió de unas nubes peligrosas, tanto, que al final soltaron la lluvia que tanto molesta cuando estamos de pesca… pero en fin, solo fueron unos minutos.

Mi hermano y yo decidimos separarnos un poco de nuestros compañeros, avanzando un poco por la orilla y básicamente hay que decir que las picadas se fueron sucediendo con bastante frecuencia y de forma aleatoria entre ambos. Por su parte, Alejandro, Eugenio y Pepe también se llevaban lo suyo, consiguiendo un número bastante elevado de capturas.

Como ya mencioné anteriormente, los peces rondarían entre los 700 gramos y el kilo, sin embargo, en una zona muy reculada, fue Juanmi el que logró sacar, posiblemente, el mayor pez del día: un buen black bass de 1.220 kg que, como siempre, tras las fotitos y su pesaje, fue devuelto a sus orígenes.



El día pasaba y todos fuimos aumentando nuestro cupo, nos estábamos divirtiendo pero nuestro cuerpo nos estaba pidiendo paz y tranquilidad. Nos empezaban a doler las muñecas, los hombros, la espalda, etc… por lo que decidimos darnos la vuelta, volver al coche y recoger los bártulos.

Mientras nos tomábamos el refrigerio correspondiente, nos pusimos a comentar la jornada, estando todos de acuerdo en el buen estado en el que se encuentra este embalse y en el que esperamos que se mantenga durante mucho tiempo, ya que nos está dando muy buenas jornadas de pesca.

Y ya con esto, y con las vistas puestas en la próxima salida, emprendimos nuestro viaje de vuelta, entre risas y comentarios, lo que hace que nuestras jornadas sean siempre tan amenas y divertidas.

Alex

lunes, 16 de noviembre de 2015

Jornada 34: Embalse de Ricobayo 14-11-2015

Lugar: Ricobayo

Fecha: 14 de Noviembre del 2015

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:

Bueno, un día más preparando una nueva salida de pesca. Esta vez decidimos pescar el embalse de Ricobayo después de un par de años sin pescarlo.

El día se presentaba con buenas perspectivas: buen tiempo, poco viento y temperaturas agradables.

Salimos muy temprano, y el viaje se nos hizo algo cansado, debido a la cantidad de niebla durante casi todo el trayecto.

Cuando llegamos al embalse la temperatura era más bien fresca, estaba todo empapado debido a la niebla y a la humedad. Montamos todos los bártulos y al charco. Tras los primeros lances, la cosa no pintaba como nosotros esperábamos, era complicado pescar pues el embalse estaba lleno de una gran cantidad de algas, muchísimas; era lanzar y manojo de algas. La última vez había zonas determinadas de algueros, pero en esta ocasión era prácticamente todo el embalse, pero bueno, no quedaba otra.



Probamos de todo pero los lucios no daban la cara, estaban apáticos. Hablamos con algún pescador que estaba desde orilla y nos comentó que llevaban un tiempo en el que no salían peces y, la verdad, es que así pasó.



Lejos de rajarnos, seguimos probando y probando, pero no había manera de engañarlos. Al final del día el resultado fue que sacamos siete peces, pero de un tamaño de boga alpargatera, jajaja.



Bueno, el día tocaba a su fin y la cosa se desarrolló igual que cuando empezamos así que decidimos tomar un refrigerio y vuelta a casa con otro día más de pesca, aunque un poco decepcionado. En fin, otro día se dará mejor, ¿no?

Un abrazo a todos y buena pesca.

Pepe

viernes, 13 de noviembre de 2015

Jornada 33: Embalse de Almaraz 07-11-2015

Lugar: Almaraz

Fecha: 07 de Noviembre del 2015

Miembros: Alejandro, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:

Otra vez, como de costumbre, preparados para una nueva jornada, y esta vez compañeros nuevos que hacíamos el relevo a los de la semana pasada, siendo el lugar elegido el mismo por considerar que el día lo merecía. Los elegidos esta semana seríamos Eugenio, Juan, Pepe y yo mismo.

Haciendo la parada obligada y todo en orden, llegamos puntuales a la cita y a eso de las 8 menos algo ya estábamos dándole caña a los verdes. No tardaron en aparecer y parecía que nos estaban esperando.

Con las primeras luces del alba, el señor Eugenio abrió la cuenta que por turnos se prolongaría hasta las 12 de la mañana, hora en que la actividad decayó y fue entonces cuando aprovechamos para tomarnos el aperitivo matinal y comentar las anécdotas que venían sucediendo.


El día estaba precioso aunque corría una ligera brisa que tampoco venía mal ni nos molestaba. Después decidimos probar suerte y caminar un poquito por el resto del embalse sin apenas experimentar mejoría y, como picadas no teníamos ninguno, decidimos a media tarde volver al lugar de por la mañana, cosa acertada y buena decisión porque efectivamente, uno tras otro, empezamos todos a clavar verdes, como había ocurrido anteriormente, en especial los tres maestros Pepe, Juan y Eugenio, aunque en mi defensa diré que conseguí el más pesado del día.


Así iban transcurriendo las horas y sin darnos cuenta nos dieron las 6 de la tarde, que jornada, ¡demasiado! No se podía pedir más. Juan, por su parte consiguió superar su récord personal en cuanto a número de capturas y yo personalmente no me había divertido nunca tanto, y mucho menos sacar tantos peces, y eso que fui el que menos saqué. Hacer mención al tamaño de los peces, ya que, salvo unos cuantos, la gran mayoría fueron kileros y quiere decirse que presentaban una gran lucha, eso fue lo bonito.


Aprovecho la ocasión para agradecer a Uge y Juan la ayuda que me prestaron durante todo el día, gracias chicos, ellos saben la razón.

Así una vez más se acabó lo bueno y nos dirigimos al coche a tomar el último bocata y preparar la vuelta a casa, comentando lo bueno y divertida que había sido la jornada, no siempre van a ser todo bolos y todo malo. Así este fue un día para enmarcar, para todos y para orgullo nuestro club.

Ya veremos que ocurre en próximas jornadas.

Un abrazo para todos y suerte.

Captura y suelta.

Alejandro

Vídeo de la jornada:

video

sábado, 31 de octubre de 2015

Jornada 32: Embalse de Almaraz 31-10-2015

Lugar: Almaraz

Fecha: 31 de Octubre del 2015

Miembros: Alfonso, Eugenio y Pepe

Descripción:

Para esta nueva aventura estábamos disponibles Pepe, Uje y yo puesto que el resto del equipo tenía otros planes. Además, nos acompañó mi hermano Adry, así que seríamos cuatro los valientes que decidiéramos probar suerte en el embalse de Arrocampo, ya que el pronóstico del tiempo era bastante desalentador.

Después de la habitual parada de avituallamiento, llegamos al embalse cuando empezaba a amanecer. Pepe fue el primero en prepararse y, debido al ansia, salió unos segundos antes que el resto hacia el punto de partida.

Cuando llegamos a la primera postura, donde estaba Pepe, nos quedamos asombrados. ¡Ya estaba desanzuelando el primero! Foto y al agua.



En ese mismo lugar, probé suerte yo. Primer lance y ¡zas! Otro black bass dispuesto a salir en nuestro blog. Pintaba muy bien la cosa.



Uje y Adry decidieron adelantarse hasta un puesto más adelante. Cuando nosotros dos llegamos a ese lugar, comprobamos que la cosa seguía igual. Uje se estrenó, Pepe sacó otro y a mi hermano se le escaparon dos y sacó otro. ¡Madre mía, que día nos vamos a pegar!, pensábamos.



Fuimos probando suerte en diferentes zonas, obteniendo picadas muy regulares, haciendo frecuentemente dobletes y hasta algún triplete. Los peces que estaban saliendo eran todos de talla y se los veía sanos y fuertes. Nos estábamos divirtiendo, sobre todo mi hermano que no había tenido nunca un día así. Además, los “señores del tiempo” habían errado, ni llovía ni hacía viento: un día ideal.



Pero después de un par de horas magníficas, los peces decidieron que ya nos habían hecho disfrutar suficiente y desaparecieron. Ni rastro de los diablillos verdes. Para conseguir una picada había que trabajar mucho, pero que nos quiten lo “bailao”.



Las fuerzas se nos iban gastando y decidimos darnos la vuelta, probar un poco en alguna zona camino al coche, comer y volver para Madrid. Mi hermano estaba hecho polvo y fue directo al coche para cambiarse y descansar.

Nosotros tres decidimos probar suerte un poco más, y… ¡menos mal! Estuvimos como una hora u hora y media en este lugar y, a pesar de que empezó a llover, disfrutamos como enanos. Era lanzar y clavar peces de entre 800 g y 1200 g.




Daba igual qué señuelo cayera el agua, lo cogían sin pensarlo y batallaban duramente.

Cuando las picadas se fueron alargando en el tiempo, decidimos poner punto final a un gran día de pesca, de los que quedan en el recuerdo. Una vez que recogimos todo y “llenamos el buche”, pusimos rumbo a casa deseando volver a disfrutar de un día como éste.

¡Hasta la próxima!

Alfonso

Vídeo de la jornada:

video

miércoles, 28 de octubre de 2015

Jornada 31: Embalse de Almaraz 24-10-2015

Lugar: Almaraz

Fecha: 24 de Octubre del 2015

Miembros: Alex, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:


Pues otro día más nos dispusimos a probar suerte en nuestro deporte favorito, la pesca. Esta vez fuimos Alex, Pepe, Uje y yo los que decidimos probar suerte en un embalse bien conocido para nosotros, el embalse de Almaraz.

Tras el correspondiente cafelito, llegamos al embalse sobre las 8 de la mañana, y tras preparar nuestras cosas (con la intriga de nuestros recién reparados vadeadores), decidimos meternos en el agua.

La cosa comenzó muy bien, ya que prácticamente en los 10 primeros lances, ya habíamos clavado unos cuantos basses cada uno: Alex se estrenó con dos bases prácticamente seguidos, y el resto también tocamos escama.



A partir de este momento, decidimos dividirnos, yendo Uje y Pepe por un lado mientras que Alex y yo nos dirigimos a otra zona, poniendo como punto de reencuentro del grupo en una zona intermedia. Uje y Pepe no tuvieron mucha suerte desde el momento de la separación, notando únicamente unas cuantas picadas que no llegaron a clavar. Sin embargo, Alex y yo sí conseguimos algún que otro demonio verde que nos hizo la mañana un poco más monótona.



Una vez reunidos nuevamente los cuatro (y tras vaciar mi vadeador el cual estaba completamente lleno de agua ya que la reparación no había servido de mucho) decidimos probar otra zona en la que en otras jornadas habíamos conseguido bastantes capturas. Si bien es cierto que los peces no estaban tan activos como en la última jornada en este embalse, seguimos disfrutando con bastantes picadas y capturas en lo que restó de jornada. También tuvimos tiempo de mojarnos un poco, ya que una nube descargó sobre nosotros, pero la verdad es que esa lluvia nos vino hasta bien ya que jústamente después parecía que los peces estaban un poco más activos.



Finalmente, cuando a todos nos entró hambre, decidimos poner rumbo al coche a tomarnos nuestro merecido bocadillo para recobrar fuerza y, como viene siendo costumbre, comentar las capturas y picadas que tuvimos a lo largo del día, y alguna que otra anécdota adicional.

Y eso fue todo. Como resumen decir que una vez más fue un placer ir a pescar con este grupo, en este caso con “Duffy”, “Kentucky” y “El Hombre que susurraba a las pelucas” :P

Un abrazo y ¡hasta la próxima!

Juanmi
 
Vídeo de la jornada:
 
video

lunes, 19 de octubre de 2015

Jornada 30: Embalse de La Torre De Abraham 17-10-2015

Lugar: La Torre De Abraham

Fecha: 17 de Octubre del 2015

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:

Bueno, pues otro día más intentando clavar peces, pero tal como viene últimamente siendo habitual, otro día que me marco un gran bolo… Creo que me estoy haciendo mayor, jajaja, espero poner un poco más de interés o dejarlo una temporada para reflexionar y volver con más ganas, o directamente dedicarme a otros menesteres, aunque lo que realmente quiero es seguir con mi gran afición, que es la pesca y a lo que llevo dedicándome desde que era pequeño. Intentaré que la cosa cambie, pero llevo una temporada en el que parece que pesco como sin ilusión, no sé por qué, pero que conste que no es por no pescar, eso siempre entra en los planes de la pesca ya que nunca es predecible y, quizás, es lo más bonito de este deporte: el no saber cómo y con qué pueden picar, y más aún los impredecibles basses.

En fin, con mi pequeño bajón, que espero superar, doy paso a relataros lo de nuestro último día de pesca. Esta vez los decididos fuimos Alejandro, Alex y yo, y al destino al que pusimos rumbo fue al embalse de La Torre De Abraham, para ver cómo estaba la actividad por aquellas tierras.

El día se presentaba un poco incierto debido a las condiciones atmosféricas ya que posiblemente nos mojaríamos, que por cierto, así fue, aunque por suerte para nosotros, no fue mucho.

La jornada comenzó francamente bien, pues nada más empezar, el capullo del presi, al segundo lance, clavó un lucio de casi dos kilos. Lo de capullo siempre desde el cariño, jejeje.



Pero nada de lo esperado, después de muchas vueltas y de probar varias técnicas diferentes, los resultados fueron los mismos: ná de ná, los peces no querían dar la cara, ni rastro de ellos.

Allá por el mediodía, como no, el capullo del presi volvería a clavar otro luciete, otros casi dos kilos, pero bueno, otro día nos tocará a los demás, jajaja.



Después de aquí, no tengo mucho más que contaros, la cosa se empezó a poner muy fea y decidimos poner pies por medio y recoger. Menos mal que nos dimos prisa ya que si no nos hubiésemos empapado.

En fin, un día más, pasándolo bien con mis compis en el campo y pensando en la próxima salida, que espero que se nos de algo mejor, más que nada por mí, jajaja.

Bueno, después de reoger todo, paramos en un área de servicio para vitaminarnos un poco con el correspondiente bocata, que falta nos hacía y rumbo a casa esperando que Alejandro y yo tuviéramos más suerte en la próxima jornada.



Un abrazo y buena pesca.

Pepe

miércoles, 14 de octubre de 2015

Jornada 29: Embalse de Almaraz 10-10-2015

Lugar: Almaraz

Fecha: 10 de Octubre del 2015

Miembros: Alejandro, Eugenio y Juanmi

Descripción:


Buenas. Después de nuestra quedada oficial y sin obtener los resultados deseados en lo que a peces se refería, otro día más volvíamos a poner en marcha nuestra gran pasión que todos vosotros ya sabéis cual es.

En esta ocasión seríamos Alejandro, Juanmi, una invitada especial; María (esposa de Alejandro y madre de Juanmi) y un servidor, ya que por un motivo u otro, los demás compis no pudieron acompañarnos.



Me recogieron sobre las 6:30 poniendo rumbo a Extremadura con bastantes esperanzas, concretamente a Almaraz, pero no sin antes (pues es muy importante, jajaja) parar a tomar el cafelito de rigor, cambiar impresiones y comentar estrategias a seguir para ver cómo podía transcurrir la jornada.

Después de tal, reanudamos el viaje. Llegamos al punto elegido sobre las 8:45, la climatología parecía que iba a acompañar por lo que comenzamos a montar nuestros equipos y ponernos los vadeadores.

Alejandro hoy eligió probar suerte con los ciprínidos al lado de su media naranja, María, mientras Juanmi y yo tentaríamos a los pequeños demonios verdes.



Nos metimos en el agua sobre las 9:15 y comenzamos a probar suerte con distintos señuelos, hasta dar con el apropiado y que no cambiaríamos en todo el día, pues si estaba dando resultado, para qué cambiar, ¿no?



Ya en los primeros lances con el señuelo talismán… ¡ZAS! Noté la sutil picada y la tensión al otro lado de mi caña, capturando el primer uru de la mañana, el cual fue fotografiado y devuelto al agua como siempre, pues nos gusta la pesca y la filosofía de CAPTURA Y SUELTA. Parecía que hoy si podíamos pasar un gran día de pesca.



En los siguientes lances, volvería a tener nuevas picadas de bonitos demonios verdes, entre ellos un kilero que no pudimos fotografiar, pues se fue al agua antes de tiempo, jajaja.

Juanmi no tardaría mucho en sentir en su línea el primer envite de un bonito bass, la constancia y afición al deporte de la pesca empezaba a dar sus frutos nuevamente.



Los peces parecía que no estaban tan atrincherados como creíamos entre las espadañas, si no como a unos metros de ellas y dispuestos a seguirnos el juego con gran agresividad en algunos de los ataques a nuestros señuelos, casi sin llegar a tocar el agua, y mientras otras muchas de las picadas eran tan sutiles, los peces nadaban hacia nosotros y parecía que los habíamos perdido hasta que de nuevo sentíamos los movimientos del deseado pez al otro lado de la línea (una de cal y otra de arena). Qué gozada de día. Aunque debo contar que en ocasiones me sentía un poco agobiado por el nivel del agua que nos lo ponía más difícil, pero estábamos disfrutando tanto y la compañía era de las mejores, que el mal rato era llevadero, jajaja, y con más capturas claro.




Sobre las 11:45 el viento hizo presencia, aparte de algunas rachas cortas de lluvia, nada importante para unos espartanos como nosotros, jajaja, pero decidimos volver para tomar un refrigerio y ver cómo les estaba yendo la jornada a lo que pesca se refería a Alejandro y a María, pues a nosotros se nos estaba dando bastante bien. Ellos nos contaron a su vez que también habían realizado algunas capturas.



Tras el kit kat volvíamos al ataque y con gran ilusión, pues en las últimas salidas no tuvimos demasiada suerte y el mono era importante, jajaja.

Decidimos tocar otras zonas del embalse para probar suerte. De vuelta al agua y nuevos lances, parecía que nos habíamos equivocado cambiando de zona pues el subconsciente nos lo hacía pensar, nos mirábamos y sin decirnos nada nos lo decíamos todo, hasta llegar a un punto que parecía bueno y volvíamos a tener noticias de nuestros amigos de aventura, los demonios verdes, abriendo la lata yo y Juanmi siguiendo el camino en lo que a capturas se refiere. Estábamos alucinando, riendo y pasando un gran e inolvidable día de los cuales a uno se le hace difícil olvidar, ¿no Juanmi?



Fuimos realizando algunas capturas más de nuestros amigos black bass y, entre ellos, una carpa cuya pelea Juanmi tuvo el gusto de sentir, pues como todos sabéis estos animalitos, por pequeños que sean, luchan bravamente (enhorabuena Juanmi).



Y tan bien lo estábamos pasando que se nos echaba la hora de regreso encima sin darnos cuenta, costándonos un triunfo salir del agua, por el buen momento que nos estaban dando los peces.

De vuelta al punto donde se encontraban Alejandro y María, íbamos comentando el día y recordando cada picada y lance, relamiéndonos y asimilándolo, jajaja.

Llegando a su altura, nos relataban como consiguieron algunas capturas más de algunas carpas, y la anécdota de la captura de un bass con maíz, jajaja.



Tomábamos un refresco, recogimos todos los bártulos y camino al coche para emprender el camino a casa, pues la noche se nos echaba encima.

No debo acabar esta redacción sin antes volver a mencionar la “Gran jornada de pesca” y echando en falta a nuestros compañeros, para que ellos hubieran experimentado tal experiencia y se hubieran divertido a lo grande, como nosotros, porque ya lo estábamos necesitando.

Un saludo a todos y hasta la próxima.

Eugenio