miércoles, 20 de junio de 2018

Jornada 19: Embalse de Zújar 15-06-2018

Lugar: Zújar

Fecha: 15 de Junio del 2018

Miembros: Alejandro, Borja, Eugenio, Javi y Pepe

Descripción:


Muy buenas, por fin llegó el momento de la quedada de primavera-verano de LucioBass, y en esta ocasión decidimos como destino el embalse de Zújar.

Como participantes fuimos Alejandro, Pepe, Alex, Juanmi, Javi, Eugenio y yo, ya que nuestro compañero Alfon sufrió una avería en el coche y no pudo venir, sin duda se le echó de menos, pero ya habrá más ocasiones compi.




Alex y Juanmi vinieron ya a la noche por motivos laborales, por lo que el primer día fuimos Alejandro, Pepe, Javi, Eugenio y yo los que mojaríamos primero los señuelos y nos llevaríamos la primera impresión de la zona.



Llegamos aproximadamente a las 09:30 de la mañana, descargamos los coches, montamos las barcas antes de comer nos dio tiempo a ponernos a pescar.



Nos dirigimos a un embarcadero donde Juanmi sacó hace un tiempo un pez gato, pero los peces no daban la carra, por no verse no se veían ni en la sonda de la barca de Pepe y Alejandro.

Nos dirigimos a comer y a pesar de no tener noticias de los peces, el embalse tenía una pinta magnífica: aguas claras, buenas zonas de pesca, sin aire y una temperatura que bien podía activar el metabolismo de los basses.

Después de comer, Uge se dirigió a pie a una recula cercana a la casa, donde había bancos de pequeños basses y logró sacar uno que rondó los 500 g.

Luego volvimos a montarnos todos en las barcas para volver a las andadas, pero, pese a probar todo tipo de señuelos, no daban la cara, excepto en una ocasión en la que yo iba recogiendo mi señuelo debajo de un tendido eléctrico y noté en tres ocasiones seguidas picadas al mismo pero no logré materializar la clavada hasta que cuando lo traía cercano a la barca pudimos ver que un bass venía detrás.

El viernes se nos quedó con mal sabor de boca, pero no perdíamos las esperanzas, ya que para el sábado ya llegarían Alex y Juan, y seguiríamos buscando a los diablillos verdes...



Y así es como finalizó el primer día en el Zújar, aún quedaba mucho por hacer y dos días por delante.

Sin más dilaciones, me despido cordialmente.

Borja

jueves, 14 de junio de 2018

Jornada 18: Embalse de Contreras 09-06-2018

Lugar: Contreras

Fecha: 09 de Junio del 2018

Miembros: Alejandro, Alex, Borja y Pepe

Descripción:


Otra semana más decidimos arriesgarnos pese a los pronósticos negativos que se auguraban. En esta ocasión fuimos Alex, Borja, Pepe y yo los que nos pegamos un buen madrugón para meternos en carretera, ya que la distancia a recorrer era considerable.

Enseguida estábamos tomándonos el correspondiente cafelito calentito como de costumbre y, sin darnos cuenta, nos encontrábamos a pie de pantano.

Sobre las ocho de la mañana, estábamos dándole caña a los carretes, nunca mejor dicho, quedándose Borja solo por la orilla.

La mañana estaba apacible, como luego estuvo el resto del día, algo que no esperábamos y que nos sorprendió gratamente, haciéndonos pasar un fabuloso día de campo, porque la pesca en sí no nos acompañó.

Serían aproximadamente las nueve de la mañana cuando Pepe tuvo la primera y única picada que vimos en todo el día, eso sí, muy buena, hasta tal punto que le cortó la línea y se llevo hasta el señuelo, por lo que probablemente se tratara de un lucio.

Por su parte, Borja avistó algún bass, pero tampoco tuvo la suerte de cara el resto del día. Por lo que se vio, no estaban activos ni querían comer.

En el trancurso del día se fueron sucediendo los momentos de relax y de avituallamiento reglamentarios pero lo que eran los peces ni rastro, cosa rara porque en la sonda se reflejaban, quizás nosotros no dimos con los señuelos apropiados.

Así llegamos al final de la jornada, recogimos los bártulos y, sin prisas, emprendimos el regreso a casa, que por cierto, nos pilló lloviendo con ganas la mayoría del viaje, lo que no había llovido durante todo el día.

En líneas generales, buen día entre los amigos, lo cual celebramos al llegar tomándonos unas cervecitas y esperando que la próxima salida fuese mejor.

Sin más que contaros, un saludo al resto de compañeros y suerte en la quedada.

Alejandro

martes, 22 de mayo de 2018

Jornada 17: Embalse de Las Vencías 19-05-2018

Lugar: Las Vencías

Fecha: 19 de Mayo del 2018

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:


Tempranito nos pusimos en camino Alex, Pepe y yo y, aunque en esta ocasión no pudimos tomar el cafelito de costumbre, el ánimo estaba alto y con ganas de soltar la adrenalina acumulada durante toda la semana. El motivo fue que todos los pueblos por los que pasamos parecían fantasmas, ni un bar abierto a esas horas, y es que ya no es como antes, la verdad sea dicha.

Decidimos madrugar con el fin de preparar con tiempo las cosas y montar pronto la embarcación, que era lo que más se tardaba, y de paso aprovechar las primeras horas de la mañana para el lucio. Deciros que teníamos algo de miedo por las predicciones de tormentas que estaban pronosticadas, pero aun así, sobre las ocho de la mañana ya estábamos calentando los carretes.

El día, aunque fresquito, estaba extraordinario y el sitio, para verlo, era precioso, con el agua en calma, vamos, que las condiciones de pesca eran inmejorables.



Entre los primeros lances pudimos comprobar que el agua se encontraba un poco turbia con algunas algas y quizás algo fría, pero dado la zona que es, se podía considerar dentro de lo normal.

Las características del pantano eran ideales para el refugio y freza de los peces de la zona, con infinidad de refugios y cañizos, idóneas para nosotros de cara a tentar a los lucios.



Entre otras cosas, pudimos observar una gran cantidad de bancos de alevines y algunos ya no tan pequeños, así como alburnos en reducidos grupos.

Así, entre las 09:00 y las 10:30, se tuvieron las deseadas picadas. Primero fue Alex con un bonito ejemplar de lucio que pesó 2.32 kg y después Pepe, con otro lucio algo más pequeño con aproximadamente 1 kg de peso y que nos dio alegría, ya que la jornada parecía muy buena hasta ese momento.




Pero a partir de ahí, vino el principal problema que tiene este embalse: las piraguas, un continuo ajetreo con un sinfín de jaleos y escándalos ruidosos por parte de la gente, que por supuesto estaban en su derecho, pero para el conjunto de pescadores les hacen la puñeta, está más que claro.

Desde este espacio de tiempo hasta aproximadamente las dos de la tarde, la tarea de pescar fue un proceso mecánico. haciéndolo por ver si sonaba la flauta, la verdad a disgusto el alboroto y gentío, parecía una feria.

A partir de la hora de comer, parece que la bulla se tranquilizó un poquito, la calma hizo presencia y yo noté la picada que estaba esperando: un lucio pequeño que me sirvió para quitarme el bolo en un embalse muy complicado de salvar. 570 g de peso para que los tres acabáramos el día tocando pelo.



En vista de que el tiempo nos estaba respetando y la hora que era, empezamos a recoger el material, no sin antes tomarnos unas cervecitas en el chiringuito por lo bien que lo habíamos hecho.



Con eso dimos por finalizada la jornada, poniendo rumbo a casa, no sin antes y ya de camino, aguantar la tormenta de turno, cerca de El Molar, pero que sirvió para que se lavara el coche.

Saludos y que la próxima salida sea mínimo como esta.

Alejandro