martes, 21 de noviembre de 2017

Jornada 26: Embalse de Buendía 18-11-2017

Lugar: Buendía

Fecha: 18 de Noviembre del 2017

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:

Bueno, otro día más nos poníamos a practicar nuestro deporte favorito: la pesca. Esta vez decidimos acercarnos a la alcarria, al embalse de Buendía.

Nada más llegar sentimos una gran pena de verlo tan bajo, pero bueno, es lo que hay.

El día empezó más bien fresquito, pero fue un día espléndido con poco viento y con sol, pero sin calor.


Los peces, tal como viene pasando últimamente no daban la cara y la mañana iba pasando sin conseguir engañarlos, hasta que por fin Alejandro, en una buena zona de árboles sumergidos, consiguió clavar el primer lucio del día, un pequeñín de un algo más de un kilo pero que, visto el panorama, no estaba nada mal.


El día continuaba y nada de nada, lo intentábamos de todas las maneras: con distintos tipos de señuelos, a distintas profundidades, diferentes tamaños…

Serían alrededor de las 2 de la tarde cuando Alex consiguió quitarse el bolo con otro lucio de más o menos el mismo tamaño que el anterior.


En lo que a mí respecta, me comí otro bolazo como viene siendo habitual últimamente, que pena me doy, creo que se me está olvidando pescar, espero que en las próximas salidas tenga un poquito más de efectividad. En fin, tendré que poner más interés.


Bueno, sin mucho más que contaros hasta una nueva ocasión, pusimos rumbo a nuestro origen comentando la jornada.

Un abrazo y buena pesca.

Pepe

jueves, 16 de noviembre de 2017

Jornada 25: Embalse de La Torre De Abraham 11-11-2017

Lugar: La Torre De Abraham

Fecha: 11 de Noviembre del 2017

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:


Bueno, después de la quedada de estos días atrás tocaba volver a la aventura, pero algo más cerquita para poder reponer las fuerzas perdidas. El sitio elegido sería La Torre De Abraham ya que era un sitio asequible en distancia y nuestras últimas visitas habían sido bastante fructíferas.

Los aventureros seríamos Alejandro, Pepe y yo, asiduos de nacimiento. En esta ocasión probaríamos suerte desde nuestra querida embarcación, que tantos buenos momentos nos ha dado.

El tiempo se esperaba estupendo para la pesca, como así fue a lo largo de toda la jornada. Ni una gota de aire, solecito, pero ni frío ni calor, perfecto.



Cuando llegamos a nuestro destino, pudimos ver que el nivel había bajado considerablemente, cosa que ya habíamos valorado. Pudimos observar también la suciedad que tenía el agua, ya que estaba completamente marrón y no se veía absolutamente nada a través de ella. No obstante, le dimos caña y empezamos a buscar a nuestros animalitos.

Empezamos probando cada uno cosas diferentes, con el fin de intentar localizar a la profundidad a la que se encontraban los lucios. No había suerte, la sonda mostraba los peces, pero la actividad era nula, no tenían ganas de comer. Según avanzaba la mañana íbamos alternando nuestros señuelos, pero lo único que hacíamos era engancharlos en ramas y piedras sumergidas, por cierto, refugio perfecto para los peces.

Estábamos pescando muy a gusto ya que, como comenté antes, el tiempo era genial para la práctica de la pesca, pero pasaban las horas y, aunque nuestra insistencia era plena, no lográbamos engañarlos.

Así estuvimos durante todo el día, y ya cansados de tantos lances y búsquedas decidimos ir yendo camino al coche mientras las cañas hacían su trabajo al curricán. Ni por esas, hoy no era el día de los lucios, hoy estaban empachados por lo que no nos darían la oportunidad.



Una vez en el coche, mientras desmontábamos todo, estuvimos comentando el día, llegando a la conclusión de que las bajadas de temperaturas podrían haber afectado en este aspecto, pero eso no quiere decir que se nos hayan ido las ganas, pues ya estábamos pensando en la siguiente salida, esperando que nuestros amigos estuvieran un poco más activos.

Alex

martes, 14 de noviembre de 2017

Jornada 24: Embalse de Sierra Brava 05-11-2017

Lugar: Sierra Brava

Fecha: 05 de Noviembre del 2017

Miembros: Alejandro, Alex, Alfonso, Eugenio y Pepe

Descripción:

Después de un día climatológicamente duro y de actividad pesquera prácticamente nula, tocaba repetir destino con las esperanzas renovabas. La zona elegida sería nueva y después del desayuno y una caminata monte a través llegamos a ella.



Cuando la visualizamos, la sensación fue positiva: mucha cobertura y multitud de posibles apostaderos para nuestros pequeños amiguetes.



Empezamos haciendo lances a estas coberturas, perdiendo más señuelos que consiguiendo picadas. Avanzando por la orilla pudimos ver algún ataque de gaviotas en medio del embalse, por lo que dedujimos que los alburnos estaban lejos de nuestro alcance y, previsiblemente, con ellos, nuestros objetivos.



Poco a poco fue abriendo la niebla y la actividad se iba acercando a las capas de agua más someras, pero los peces seguían sin dar la cara. Intentábamos alcanzar las zonas de actividad con lances lejanos, pero con resultados negativos.



Ya casi al final de la jornada, Alex, con un lance preciso, consiguió una picada de un muy buen ejemplar de bass que, lamentablemente, después de varios saltos fuera del agua, se desclavó del anzuelo “regalándole” un amargo final del día.



Con esto, decidimos poner rumbo al coche para ir a comer a un restaurante cercano antes de tomar el camino a casa.



Analizando el fin de semana al completo nos llevamos un buen recuerdo del mismo: muy buenos momentos entre los colegas y el descubrimiento de un embalse con mucho potencial. Tendremos que volver a fotografiarnos con el pez que se le escapó a Alex y con sus amiguetes. Sin duda, con los peces dando la cara este embalse tiene la diversión asegurada.

Alfonso