martes, 21 de marzo de 2017

Jornada 4: Embalse de Cijara 18-03-2017

Lugar: Cijara

Fecha: 18 de Marzo del 2017

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:

Una nueva jornada daba comienzo, esta vez poniendo rumbo al embalse de Cijara, con buena compañía, siendo Alejandro, Alex, Eugenio, Pepe y yo por parte de nuestro grupo y teniendo como invitados especiales a Borja, Lolo y Moya.



En esta ocasión, decidimos hacer una especie de competición por parejas para darle un poco de emoción extra a la jornada, quedando de la siguiente forma: Alejandro y Pepe, Eugenio y Alex, Lolo y Moya y Borja y yo.



Tras comenzar la jornada, fue Moya quien al poco tiempo clavó un black bass, el cual no pudo materializar, escapándose este cuando ya estaba en la orilla.

Más adelante fui yo mismo el que le dio algo de ventaja a nuestra pareja, sacando una lucioperca que rondaría los 600 gramos de peso. Fue una sorpresa para todos, ya que no esperábamos para nada encontrarnos con las vampiras a lo largo de la jornada.



Acto seguido, otra vez conseguí materializar otra picada, pero en esta ocasión ya si que se trataba de un bass que rondaba los 700 gramos.



Antes de que pudiera darme tiempo a asimilar esta nueva captura, fue Alex quien nos sorprendió nuevamente con otra lucioperca, esta vez algo menor de peso, en torno a los 400 gramos.



La jornada iba bastante bien para Alex y para mi especialmente y el resto seguía trabajando duro para conseguir quitarse el temido bolo.

Más adelante llegó uno de mis momentos favoritos del día, cuando un bass de 1.5 kg salió prácticamente de mis pies para atacar con fiereza mi señuelo. Por fortuna, pude conseguir hacerme con él y, tras la respectiva foto, fue devuelto en perfectas condiciones al agua.



Posteriormente el grupo se dividió, yendo Alex, Pepe y Eugenio un poco más adelantados que el resto.



Justo en el momento en el que nos juntamos de nuevo, Alex se encontraba peleando con una pieza de muy buen tamaño, que sin duda podría haber hecho que la pareja Alex-Uge ganase la pequeña competición, pero desafortudamente la línea no aguantó y se rompió cuando el pez se escondió en unas algas próximas. No sabemos exactamente qué especie era, pero por la manera de luchar probablemente se tratara de un buen lucio o un buen barbo. 

Aun con el mal sabor de boca, Eugenio consiguió minimizar la pérdida de la pareja, haciéndose con un ejemplar de lucio que, aunque pequeño, sirvió para quitarse el bolo.



Fue Borja quien consiguió que nuestra pareja nuevamente se siguiera distanciando con otro pequeño lucio de similares dimensiones (en torno a 400 gramos).



Parecía que el ganador de la competición se iba a decidir entre estas dos parejas, pero no se podría saber con seguridad, ya que con una captura de un buen ejemplar podía cambiar completamente el rumbo establecido hasta el momento.



Una vez iniciado el camino de vuelta al coche, Alex consiguió quitarse la espinita con un buen bass de 1.30 kg. Otra vez sentíamos que nos pisaban los talones... Tocaba apretar.



La jornada estaba llegando a su fin, pero todavía quedaba por decidir la pareja ganadora y uno de los acontecimientos que prácticamente decantó la balanza fue otra captura que fui capaz de conseguir, tratándose de un bass de algo más de un kilogramo de peso.



Finalmente, Eugenio capturó otro black bass de muy buenas dimensiones (1.31 kg), aunque no pudo servir para desbancar a la pareja formada por Borja y yo, que, ante todo pronóstico, conseguimos proclamarnos como la pareja ganadora de la jornada.



Ya tras el merecido bocata, nos pusimos camino de vuelta a Madrid, donde hay que destacar el lamentable estado que presentaban las carreteras llegándonos, en ocasiones, a tener que detener para que el coche sufriera el menor daño posible.



Y esto fue todo en una muy emocionante jornada, donde el aspecto negativo lo protagonizaron Alejandro, Lolo, Moya y Pepe, que no consiguieron capturar ningún pez. Ánimo compañeros, la próxima vez seguro que tendréis más suerte.

Un abrazo y hasta la próxima.

Juanmi

Vídeo de la jornada:

video

jueves, 16 de marzo de 2017

Jornada 3: Río Tajo 14-03-2017

Lugar: Río Tajo

Fecha: 14 de Marzo del 2017

Miembros: Eugenio y Javi

Descripción:


Hola a todos, nueva jornada con nuevos anfitriones especiales. En este día saldríamos de pesca Javi y yo, pero con dos invitados como son Borja y Juan.

Comenzamos con el habitual coffee y comentando lo que nos podía regalar esta jornada de pesca. En esta ocasión decidimos tocar otra zona del río Tajo y otra especie de peces diferente a lo habitual: Lucioperca.

Llegamos al lugar elegido sobre las 8 de la mañana y sin perder tiempo, comenzamos a montar los equipo y los señuelos. Después de una pequeña caminata llegamos al agua y comenzamos a probar suerte. Estábamos ilusionados pues el tiempo era mejor de lo esperado.

No paramos de probar señuelos intentándolo a diferentes alturas pero nada de las dichosas luciopercas, no querían dar la cara.

El tiempo pasaba y sin noticias de ellas hasta que en uno de los lances note la típica y sutil picada, después de una pequeña pelea por su parte, conseguí acercarla a la orilla. 


En ese momento pensamos que la mañana cambiaría con nuevas capturas, pero nada más lejos de la realidad, pues no volvimos a tener ninguna picada.

Viendo que el tema no cambiaba, decidimos poner fin a esta breve jornada de pesca, volviendo sobre nuestros pasos camino al foro para despedirnos del día tomando unas rubias fresquitas.

Un saludo a todos y hasta la próxima.

Eugenio

martes, 14 de marzo de 2017

Jornada 2: Embalse de García De Sola 11-03-2017

Lugar: García De Sola

Fecha: 11 de Marzo del 2017

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio, Javi y Pepe

Descripción:


En esta segunda jornada del año, seríamos Alejandro, Javi, Uge, Pepe y yo los que pondríamos rumbo al García De Sola para ver si los peces estaban empezando a activarse, vistas las últimas temperaturas que estaban haciendo y pensando en la época del año en la que estábamos.

Llegamos al lugar elegido a eso de las 8:00 de la mañana, ya bastante amanecido, así que nos dimos prisa en montar y preparar todos los aparejos y al poco rato después ya nos encontrábamos a orillas del embalse.



Empezamos con los carretes algo oxidados después del tiempo que llevábamos sin salir, pero no tardó mucho Pepe en hacer acto de presencia con una picada de un buen bass, que tras varios minutos de pelea no logró materializar, dejándole con la miel en los labios nada más empezar.

Seguíamos nuestro trayecto intentando dar con nuestros amigos, pero no se veían por las orillas, lo que nos hacía deducir que igual aún era demasiado pronto para buscarlos reculados. Las carpas, en cambio, estaban por todas partes: orilladas, saltando, en bancos...había una gran cantidad de ellas. Lo bueno también es que la claridad del agua nos hacía diferenciar perfectamente el fondo de los primeros metros por lo que evitamos bastantes enganches gracias a eso.



Ya había entrado bien la mañana y los cinco seguíamos bolos. Nos encontramos con otros pescadores, los cuales únicamente habían capturado un pequeño lucio, por lo que se confirmaba nuestra teoría: era demasiado pronto. Pero había que seguir intentándolo. Llegamos a una zona bastante profunda por lo que decidimos tentar al lucio con señuelos, a priori, adecuados para ellos pero Alejandro nos demostró que no hay un señuelo concreto para cada pez, ya que consiguió capturar un bonito ejemplar de black bass, teniendo una buena pelea y pudiendo finalmente contabilizárselo. Ya teníamos el primer récord del año. Enhorabuena Alejandro!



Cabe destacar que por toda esta zona si que vimos algún que otro bass orillado, pero hacía caso omiso a nuestros señuelos.

Continuamos avanzando Javi, Pepe, mi padre y yo, quedándose Uge un poco rezagado intentando capturar uno de los basses que habíamos avistado y, para su sorpresa, en uno de los lances, un lucio de buen tamaño (podría rondar los 4 o 5 kg) abordó su señuelo, aunque no le dio siquiera oportunidad de pelea, ya que, al no tener terminal, en la primera cabezada cortó la línea.

Después de eso, volvimos a seguir avanzando los cinco, la actividad de los peces apenas variaba pero con esto de Uge y la captura de mi padre, algo más de motivación llevábamos encima.

Llegó el momento de dar media vuelta e ir camino al coche, pescando la zona contraria y fue aquí donde yo tuve el único amago de picada del día, ya que un bass se lanzó a mi señuelo, pero falló en el ataque, lo que hizo que no tuviera ni la más mínima oportunidad de capturarlo. Pero bueno, por lo menos tuve algún signo de actividad.

Estábamos ya a mitad de camino de vuelta cuando Uge protagonizó la anécdota de la jornada, ya que en un lance, notó un brusco tirón hacia dentro y mucha resistencia al otro lado de la línea, ¿sería un lucio considerable? Yo salí corriendo dispuesto a ayudarle y ya estaba preparado para echarle mano, cuando después de varios minutos de pelea, lo que asoma a la superficie era una carpa (1.5 - 2 kg aproximadamente) cogida al robo y revolviéndose como si no hubiera un mañana. Mientras Uge y yo disfrutábamos de la batalla, asombrados, llegó un momento en el que la carpa rozó con la panza el fondo, lo cual hizo que se desclavase y volviera a las profundidades dejándonos con cara de tontos, jajaja.

Esto fue el último atisbo de actividad que pudimos ver camino al coche, ya ninguno más tuvimos avistamientos ni picadas de nuestros pescaditos, así que llegamos listos para almorzar, comentando las anécdotas y valorando la jornada.



El tiempo nos acompañó en todo momento con un sol espectacular y sin una gota de aire, cosa que nos hace pensar que aunque no saquemos nada, jornadas como esta son las que hay que aprovechar para intentarlo.

Alex