sábado, 30 de abril de 2016

Jornada 11: Embalse de Cijara 30-04-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 30 de Abril del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

De nuevo estamos en marcha. Como cada jornada y repitiendo las mismas costumbres, empezamos un día más carretera y manta con más sueño que otra cosa, madrugando más que un día laboral. Llegamos a lo mejor del día, el cafelito calentito y a partir de ahí comenzaría el trasiego habitual de cada jornada: comentarios de todas las clases, opiniones para todos los gustos y alguna cabezada hasta el destino que a algunos no les viene mal.

Hoy nos hemos apuntado más o menos los de siempre, sin embargo también se unió al grupo del aprendiz, como viene siendo habitual, por su pasión por la pesca, el coleguilla Borja con los ya mencionados Alex, Eugenio, Pepe (el conductor de hoy) y yo.

Sobre las ocho de la mañana y estando ya preparados, estábamos ya listos para empezar como si de una competición se tratara, debido al mono que traíamos.

El sitio era uno de nuestros favoritos y conocido ya por todos. El día, aunque en principio fresco, auguraba, como así fue calor y sol. Así pues estaba todo en orden, solo faltaba lo principal: que a los tarugos les diese por comer. Dentro de una espesa capa de niebla en todo el embalse allí no se veía tampoco una sola picada, pero a la vez que levantaba el día, lo que si vimos es que aquello parecía una feria entre gentío y barcas, pero como a eso ya estábamos acostumbrados...


Con los primeros rayos del sol se empezaron a ver algunos basses y algunos alburnos, encajándonos ya en la media mañana y sin vender una escoba. Los peces dentro de sus nidos y reacios a cualquier tipo de señuelo o molestia. No parecía que fuese tan difícil, pero como preveíamos de picadas, las justas. Teníamos nosotros más ganas de comer que los peces, habíamos andado ya un buen rato, cuando Uge tuvo su primera captura después de un intento frustrado, y con un peso de alrededor de 1.20 kg.


También Alex tuvo alguna picada sin resultado positivo, mientras tanto los demás nada. Pero pronto no tardo mucho el maestro, el señor Pepe en empezar a sacar en el ecuador del día y bonitos ejemplares con peso que oscilaron entre 1 y 2.20 kg, mientras que Borja y yo nada de nada por más que insistíamos.


Puedo decir que tuve una bonita lucha con un black bass pero que llegando a la orilla se me esfumó.


Así, entre descansos y capturas, se nos pasaba el tiempo y poco a poco llegamos de vuelta al coche para reponer fuerzas y comentar que para algunos el día no fue tan malo, y felices por pasar otro maravilloso día de pesca.


Siendo ya sobre las 4 de la tarde, cogimos como al principio carretera y manta para casita en compañía del grupo, para celebrarlo con unas cervecitas.

Señalar el buen estado del agua y el bajísimo estado del embalse.

Un saludo y abrazo para todos.

Captura y Suelta.

Alejandro

miércoles, 13 de abril de 2016

Jornada 10: Embalse de Cijara 10-04-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 10 de Abril del 2016

Miembros: Alfonso y Javi

Descripción:


Después de un tiempo de inactividad y aprovechando un hueco en la agenda, decidí acompañar a Javi y a su hermano José Antonio, que iban a ir a pescar a nuestro querido Cijara. El día amaneció nuboso.



Como si fuese el pistoletazo de salida, el primer lance vino seguido de una lluvia que nos acompañó toda la jornada. Además, un fuerte viento racheado haría bastante molesto nuestro día campestre.



Empezamos probando suerte por la zona que nuestros compis nos habían aconsejado, debido al éxito de los días previos. Pero debido a la climatología o a nuestra poca destreza, los resultados no eran los esperados. Insistimos un par de horas, con pésimos resultados.

Después de darnos por vencidos, decidimos cambiar de estructuras. En la nueva zona, poco tardé en sentir dos picadas en el extremo del sedal, pero no fui capaz de clavar ninguna. Al llegar Javi y su hermano a la zona donde seguía insistiendo, les conté lo ocurrido pero, como es costumbre entre pescadores, ninguno se lo creyó. Por suerte, delante de ellos les pude demostrar que no mentía, sacando mi primer black bass del año, que dio un peso de algo más de 1.600 kg.



Después de enseñarles cómo tenían que hacerlo (jajaja), les dejé entrenando y yo seguí hacia delante. En este rato de soledad, la suerte volvió a aparecer para brindarme otra captura, esta vez de menor tamaño: 1.250 kg.



Cuando los dos hermanos volvieron a alcanzarme, José prefirió quedarse en esa zona puesto que le pareció óptima para quitarse el bolo. En cambio, Javi me acompañó en mi caminata por la orilla del embalse. En este periodo, conseguí sacar dos peces más, uno en la ida y otro ya en el regreso hacia el coche, los dos de algo más de 1.600 kg.



Por su lado, Javi no consiguió evitar ese temido bolo. Además, cuando nos encontrábamos en frente de José, pudimos ver como éste se estrenaba sacando su primer black bass. Este hecho confirmó que quien entrenó mejor en aquella recula fue él, puesto que Javito definitivamente suspendió el examen jajaja. El próximo día le tocará hacer la recuperación, jejeje.



Ya una vez en el coche, comimos y pusimos rumbo a casa, que al día siguiente tocaba trabajar.

Un saludo.

Alfonso

Vídeo de la jornada: 

video

lunes, 11 de abril de 2016

Jornada 9: Embalse de Cijara 09-04-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 09 de Abril del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:


Una vez más seríamos Alejandro, Eugenio, Pepe, Juanmi y yo los que nos pondríamos manos a la obra en esto que cada vez nos gusta y nos atrae más: la pesca.

En esta ocasión repetiríamos lugar y Alejandro, Pepe y yo lo intentaríamos desde nuestra embarcación, mientras que Juanmi y Eugenio harían lo propio desde la orilla, ¿quién tendría más suerte?

Bien, pues con esto y tras nuestra paradita habitual por la zona de Valmojado, llegamos a nuestro destino a eso de las 8 de la mañana, hora perfecta para montar los aparejos y darles caña a nuestros amigos.



La pista de nuestros compañeros de orilla la perdimos desde el primer momento hasta el mediodía más o menos que volvimos a encontrarnos con ellos.

Una vez en la barca, empezamos tentando a los basses con múltiples técnicas que iban desde la superficie hasta las más profundas. Para nuestra sorpresa, Pepe y yo tuvimos alguna que otra picada que no logramos materializar, ¿estarían más activos que la semana anterior?

Nada más lejos de la realidad, seguían igual de duros o peor, con la diferencia de que en esta ocasión si fuimos capaces de avistar algún que otro ejemplar anidando por zonas aplayadas y cerca de los algueros.

El primero del día se hizo de rogar, y tardó un tiempo considerable en aparecer, marcando el reloj cerca de las 12:30. Fue Pepe el que (como va siendo habitual últimamente) abrió la lata con un buen bicho cercano al kilo y medio. Aquí está la fotito para el recuerdo.



El resto de la mañana pasó con mucha calma y sin picadas…llegando a desesperarnos sin saber con qué tentarlos para que mordieran el anzuelo.

Eran alrededor de las 4 de la tarde cuando nos encontramos con Juanmi y Uge. Ambos habían conseguido quitarse el bolo con varias unidades que rondaban el kilo de peso. Muy bien por su parte.



Nos comentaron que la cantidad de basses que había por las orillas era muy abundante, pero el caso que estos le hacían a los señuelos era omiso. Nos confirmaron que los peces eran de muy buen porte, lo cual nos alegraba, ya que estaban en plena época de cría.

Estando juntos, Pepe volvía a sorprendernos con otra captura más de otro bonito diablillo de la misma talla que el anterior. Uge y Juanmi, por su parte, hicieron lo propio desde la orilla, y pudimos observar como salían fuera del agua algunos ejemplares más. Parecían haberse activado por la tarde algo más, pero el tiempo se nos estaba empezando a echar encima…



Ya en el tiempo de descuento y para sorpresa de todos, fui yo el que tuve una picada diferente al resto de las que se habían tenido durante el día: cabezazos hacia las profundidades, algo más de resistencia y teniendo en cuenta el tipo de señuelo que tenía montado solo podía tratarse de un lucio. Efectivamente, tras una buena pelea de cerca de 10 minutos, asomaba lo que sería mi única captura del día, un lucio mediano de 2.80 kg que por algo más de medio kilo, no superaba al récord actual del año (el lucio de hace un par de jornadas de Uge, con 3.50 kg de peso). Estuvo cerca.



Después de esto, estuvimos intentándolo durante algunos minutos más, pero el resultado fue el mismo, poniéndonos finalmente como objetivo alcanzar el coche, recoger los bártulos y volvernos hacia casa comentando las estrategias utilizadas y las anécdotas de la jornada.

Buena pesca.

Alex

Vídeo de la jornada:

video

miércoles, 6 de abril de 2016

Jornada 8: Embalse de Cijara 02-04-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 02 de Abril del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:


Buenas de nuevo amantes del anzuelo. Un día más nos ponemos en marcha con nuestro hobby que es la pesca.

En esta ocasión los que nos animamos fuimos Alejandro, Alex y yo desde embarcación, mientras que Eugenio haría lo propio desde la orilla. Nos decantamos nuevamente por el embalse de Cijara, al cual llegamos sobre las 8 de la mañana aproximadamente.

Hacía mucho frío, no pensábamos que fuera a hacer tanto pero una vez en el agua las manos parecían las de otro, jajaja, de esas veces que te clavas las poteras y ni te enteras.

En fin, vamos al grano, la mañana comenzó con muchas ganas aunque los peces no parecían dar la cara, ni basses ni lucios. Tocamos reculas, cortados, playas… pero nada de nada.

Sobre las 11 de la mañana, por fin clavé mi primer bass del día. Un bonito pez de 2.170 kg, parecía que la cosa iba a cambiar, pero no fue así, seguían sin dar la cara…



Mientras, nuestro compi Uge seguía pateando orilla, mojándonos la oreja finalmente ya que consiguió hacerse con 8 peces, qué capullo, es más listo que un conejo.



En fin, nosotros seguíamos buscando a nuestros colegas que seguían sin aparecer, pero después de muchas vueltas probando y probando llegamos a una pradera que parecía propicia… y sí, empezamos a conseguir las tan ansiadas picadas. Alex consiguió por fin sacar otro bonito bass de 1.200 kg para así quitarse el temido bolo, también se le escaparon algunos más.



Después yo logré sacar otro bonito pez de aproximadamente 1.800 kg y alguna que otra picada como a los demás. Somos unos paquetes, jajaja.



Alejandro, por su parte, se quitó el bolo que parecía que otra vez iba a rondar a su alrededor, pero esta vez consiguió sacar dos bonitos peces, entre ellos el más grande del día con un peso de 2.250 kg, que suerte tienes Alejandrolo.



Finalmente no se dio tan mal como pensábamos a primera hora de la mañana, creíamos que se nos daría mucho peor, pero un día más salíamos medio contentos. Se notó mucho el cambio brusco de las temperaturas.

Bueno, y sin mucho más que contaros, otra salida más que disfrutamos con nuestra querida afición y después de nuestro correspondiente bocata y las cervecitas pusimos rumbo al foro, esperando, como no, nuestra próxima salida.

Un abrazo y buena pesca.

Pepe

Vídeo de la jornada:

video