lunes, 30 de septiembre de 2013

Jornada 27: Embalse de Cijara 28-09-2013

Lugar: Cijara

Fecha: 28 de Septiembre del 2013

Miembros: Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

De nuevo Eugenio, Pepe y yo emprendimos un nuevo viaje a tierras extremeñas, más concretamente al embalse de Cijara.

Ya se van notando los días, ya que hasta cerca de las 8 de la mañana no nos pudimos poner manos a la obra. Montamos los aparejos y nos enfundamos el chubasquero, puesto que el tiempo no iba a acompañar según las predicciones.

Llegamos a la primera parte del recorrido, con bastante viento y con una cantidad impresionante del pez pasto de la zona, el alburno. Estuvimos tentando un poco a nuestros amigos y fue Uge en el que en uno de los lances se hacía con el primer bichillo de la mañana, un bonito bass de 540 g. Posteriormente, al agua, como siempre.


Continuamos nuestra andadura y fui yo el que logré la captura de otro pequeño bass, al que no merecía la pena fotografiar.

Nos acercamos a una zona rocosa, con buena pinta y, tras cambiar mi señuelo por otro completamente diferente, algo debajo me dio una picada que llegó a sobresaltarme. Tras una buena pelea, típica en ellos, observamos que un hermoso barbo comizo asomaba a la superficie, dándome la satisfacción de su captura y anotarme el que es, hasta el momento, el récord anual de dicha especie. Su peso fue de 2.380 kg.


A partir de este momento, las capturas de basses eran una fiesta. Aunque las grandes piezas se resistían a salir, nos juntamos con un buen número de ejemplares rondando entre los 300 g y 500 g, que sin duda nos hacían pasar buenos ratos. Excepcionalmente fue Eugenio el que consiguió clavar uno de 740 g.

El tiempo era muy irregular, ya que a veces llovía, paraba y salía el sol, pero el maldito aire nunca dejaba de estar presente…


Tras pegarnos una buena caminata decidimos darnos la vuelta para ir pescando la misma orilla nuevamente y de forma tranquila. El resultado fue distinto, ya que al parecer los peces se pusieron de acuerdo en comer todo lo que se moviera y algunos ejemplares de mayor tamaño parecían ser más receptivos.

Fuimos todos los que conseguimos casi capturas simultáneas, con peces de algo más de peso, de entre 400 g y 600 g, siendo una captura mía de 800 g la mayor del día.


Ahora si, el cielo se tornaba gris oscuro y las grandes gotas no tardaron en caer, lo que nos hizo encaminarnos al coche con el mal cuerpo, puesto que parecía que este período de tiempo era el que mejores peces nos iba a deparar, pero contentos por como se había dado el día, ya que entre los tres logramos sacar cerca de 45 peces. Ya en el coche, tras almorzar y comentar las jugadas, pensábamos en la siguiente salida…

Alex

Vídeo de la jornada:

video

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Jornada 26: Embalse de San Juan 22-09-2013

Lugar: San Juan

Fecha: 22 de Septiembre del 2013

Miembros: Alfonso, Eugenio y Pepe

Descripción:


Mi intención era salir el domingo, puesto que era mi día libre. Pero al haber salido mis compañeros ya el sábado, dándose una buena paliza, no tenía mucha confianza en ir acompañado. Pero finalmente Pepe y Uje se animaron y los tres fuimos a ver como andaban los peces madrileños.

Sobre las 8 de la mañana, después de un buen café con churros, estábamos dando ya los primeros lances en la orilla. Los peces estaban muy raros: algún barbo se veía pasando de mis moscas secas y los basses desaparecidos.

Poco a poco fuimos viendo algún bassete, pero sin ganas de jugar con nosotros. Además, de tallas pequeñas. Pero en un puntal, Uje logró engañar a uno, su único pez del día, que le supo a gloria viendo cómo estaba el día, aunque no llegase a 300 g.



El día siguió igual, pero aumentándose el número de avistamientos de basses así como sus dimensiones. Eso sí, ninguno se sentía interesado por nuestros señuelos. Fue en una zona de grandes rocas donde, por fin, conseguí que uno de esos buenos basses tomase mi señuelo. Pero la falta de práctica hizo que no fuese capaz de clavarlo.

Ya al lado de la zona inicial, conseguí otra picada, está sí materializada en la captura de un pez, que fue mi “quitabolos”, dando un peso de unos 640 g.



Una vez de vuelta al coche, recogimos todo y pusimos rumbo a casa, que si yo estaba cansado no quiero ni imaginar cómo estaban Pepe y Uje.

Un saludo.

Alfonso

lunes, 23 de septiembre de 2013

Jornada 25: Río Tajo 21-09-2013

Lugar: Río Tajo

Fecha: 21 de Septiembre del 2013

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

Vuelta a la carga después del parón veraniego. Desempolvamos nuestras cañas y señuelos y nos pusimos de nuevo al destino elegido que en esta ocasión sería el río Tajo, y que, como siempre, haríamos los más asiduos a no fallar por unos motivos o por otros: Alejandro, Alex, Pepe y mi menda lerenda, jajaja.

Paramos a tomar un coffee (pero no en plaza mayor, jajaja) y a contarnos algunas anécdotas pasadas, bla bla bla.

Reanudando nuestro viaje y echándonos unas risas en el camino llegamos al punto elegido. Ahora tocaba la no tan deseada pateada de rigor ¡carajo! y encontrar a los deseados basses y alguna vampira.

Comenzamos nuestros primeros lances y transcurridos unos minutos… Zas! la primera picada era para mí, asombrado, pues estábamos calentando todavía, jajaja. Un bonito boca grande de 425 g.


Después y sin hacerse esperar mucho, fue Alejandro el que tomó el relevo y consiguió clavar otros dos bonitos verdes de 380 g y 360 g que tras pesarlos y fotografiarlos fueron devueltos en perfecto estado, como siempre.


Ahora, sin más dilación, Pepe se apuntó a la fiesta con dos capturas más, una de 440 g y otra de un bonito bass de más de un kilo, concretamente 1.140 kg.


Todo iba tomando un buen color, menos para Alex, que seguía algo negado, pero así es la pesca, jajaja.

Ya avanzando la mañana, Alex consiguió abrir la lata con algunas capturas de entre 200 g y 300 g hasta hacerse un doblete con Pepe y cambiarle la cara.


Sucesivamente a esto, fuimos consiguiendo, uno tras otro, más pequeños diablillos verdes. Tampoco nos quedamos atrás Alejandro con tres bichitos, uno de los cuales alcanzó el kilo, 1.040 kg para ser exactos y yo mismo sacando algunos más, destacando uno de 500 g.

Así mismo, Pepe volvió a mojar con otro angelito de 1.100 kg…


Pues nada, la jornada fue transcurriendo con nuestro vacile y buen rollo, para no variar y tras un recuento de unas 23 capturas y sin tener noticias de las vampiras, decidimos poner pies en polvorosa, pues la mañana no estuvo mal después del parón y sin hacer pretemporada, jajaja.

Ahora tocaba tomarse un piscolabis (y rubias fresquitas), comentar las anécdotas, echarnos unas risas, volver a nuestros puntos de partida y esperar hasta la próxima salida.

Un saludo para todos.

Eugenio

Vídeo de la jornada:

video