sábado, 30 de noviembre de 2013

Jornada 36: Río Tajo y Embalse de Almaraz 30-11-2013

Lugar: Río Tajo y Embalse de Almaraz

Fecha: 30 de Noviembre del 2013

Miembros: Alex, Alfonso, Eugenio, Javi y Pepe

Descripción:

En esta ocasión nos dirigimos a Almaraz. En el camino hicimos dos paraditas para tomar café y entrar en calor con unas copitas (el conductor no, que somos responsables, jejeje). Antes de desviarnos dirección a Almaraz, decidimos probar primero suerte en el Tajo. Llegamos a eso de las 9 de la mañana, y el frío hacía que nos doliesen las manos.

Estuvimos un buen rato pateando la orilla y probando infinidad de señuelos (algunos de ellos serían los llamados héroes, ya que quedaron atrapados en el campo de batalla), pero los peces no daban la cara.

De repente, Pepe dio la voz de alarma: “Tengo algo, y tira de huevos”. Nos fijamos en su caña y, efectivamente, tenía algo clavado al otro lado del sedal sacando mucho hilo. Nos acercamos a él para ver la pelea de cerca y ayudarle en caso de necesitarlo. No se hacía con el pez, debido a la fuerza del mismo y a que traía una caña medium con una línea muy fina. En eso que nos dice: “Joder, se ha enganchado”. Le recomiendo que espere, pues lo mismo no se ha desclavado el pez y vuelve a dar batalla. Y nada más lejos de la realidad: al cabo de unos minutos el pez sale de su cueva y vuelve a demostrar su energía haciendo chirriar el carrete. Pepe, sin saber cómo traerlo hacía la orilla, decide forzar la máquina; y parecía que daba resultado, pues iba ganándole terreno. Un rato después, conseguimos verle!!, como presentíamos, se trataba de un siluro: un buen siluro de los que, por desgracia, el Tajo empieza a estar lleno. “Ya casi está”, le decíamos. Pero cuando ya parecía que nos fotografiaríamos con un gran pez, éste volvió a cambiar el rumbo y se sumergió de nuevo en las frías aguas del río. “Joder, otra vez a empezar” pensamos todos. Pero lamentablemente, no fue así. A los pocos minutos, la línea partió debido al constante roce con las piedras al que le sometió el animal. Bastante hizo Pepe…

Lejos de desanimarnos, esto levantó el ánimo de todos, pues aunque no había sido posible sacar el pez, era la primera picada del día. Al rato, se escucha decir a Alex: “Javi, que tienes algo!!”. Efectivamente, lo que Javi pensaba que era un enganchón, era un pez, posiblemente un siluro de nuevo, por la manera en que tiraba. Sacaba mucho hilo, pero Javi traía una caña más potente que la de Pepe, y parecía que se hacía mejor con él. Además, daba la impresión de ser un poco más pequeño que el de antes.

Después de un rato peleando, fui yo quien le echó mano para poder hacerle la clásica sesión fotográfica. Como se ve, es un buen siluro que dio un peso de 5.900 kg, siendo actualmente el nuevo récord del club para esta especie. Enhorabuena Cuñao!!


Después de esto, pusimos rumbo a Almaraz, para mojarnos el culo en sus calentitas aguas. El primero en entrar al agua fui yo, y menos mal, jajaja. Nada más pisar su característico fango, vi dos peces que no sabía si eran carpas o basses, pero mi lance a la zona confirmó que eran basses. Por fin salvaba el bolo.


El siguiente en estrenarse fue Alex, con otro pez de similares dimensiones. A continuación volví yo a sentir una picada, con otro hermano gemelo de los anteriores. Y así, fuimos sacando peces y peces entre todos para llegar a un total de más de 15 ejemplares que rondarían los 300-500 g en el ratillo que estuvimos en el embalse.



No salió el grande, pero al menos lo pasamos bien, que es de lo que se trata.

Alfonso

domingo, 24 de noviembre de 2013

Jornada 35: Embalse de Cijara 23-11-2013

Lugar: Cijara

Fecha: 23 de Noviembre del 2013

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:


Un día más estamos aquí y un día más que decidimos probar nuestra afición favorita, la pesca. El frío no pudo con nosotros, así que nos dirigimos nuevamente al embalse de Cijara, a otra zona diferente a la de la semana anterior, pero con las mismas ganas, ya que llevábamos bastante sin probar suerte.



Pepe y yo decidimos probar desde embarcación mientras que Alejandro lo intentaría con el pez vivo y Eugenio con artificiales desde orilla.

Después de dejar a nuestros compañeros, Pepe y yo comenzamos a montar los artilugios. El agua parecía una balsa de aceite, ni una gota de aire, pero la temperatura no subía de un grado…



Una vez montado todo, nos pusimos manos a la obra. La sonda no marcaba ni un solo pez, de ningún tipo. Después de llegar hasta donde se encontraban nuestros compis, no habíamos dado con ellos.



Alejandro y Uge ni los habían visto, así que proseguimos nuestra aventura dirigiéndonos a zonas reculadas. Por fin aparecieron en la sonda peces, así que empezamos a tentarlos seriamente.

El resultado fue una buena picada a mi señuelo, de un lucio que rondaría los 4 kg pero que antes de que Pepe lograra echarle mano, se desclavó, dejándome con el mal cuerpo posterior para el resto del día, ya que ninguno de nosotros conseguimos una picada más.



Seguimos y seguimos pero nuestro gozo en un pozo. A pesar de que el cielo estaba despejado, la temperatura había subido algún grado más y que se avistaban peces en la sonda: carpas, barbos, aburnos, lucios… no éramos capaces de dar con la tecla adecuada.



Tras un largo rato, decidimos darnos la vuelta, desmontar todo el percal y poner rumbo a casa en un día en el que nos sorprendió lo “desierto” que estaban las zonas abiertas y en la que el mal cuerpo fue lo único que nos llevamos de recuerdo…

Alex

jueves, 14 de noviembre de 2013

Jornada 34: Embalse de Cijara 13-11-2013

Lugar: Cijara

Fecha: 13 de Noviembre del 2013

Miembros: Alejandro, Alex, Alfonso y Pepe

Descripción:

Bueno, esta vez salimos Alex, Alejandro, Alfonso y yo de nuevo con la caña de paseo en un día laborable.

Nos dirigimos al mismo lugar de la jornada anterior y al llegar al lugar había más gente que un sábado normal, que fiasco…

El día comenzó frío, en todos los sentidos ya que aparte de la temperatura, los peces no parecían estar activos, y estaban bastante duros.

Empezó Alex con un bass de tamaño medio que ni pesamos, seguido de otro bonito ejemplar, esta vez más grande, de 1.460 kg.


Por su parte, el día termino con una captura de un barbo de 1.140 kg, ya que no logró ni una sola picada posterior.


Tras un rato de andadura conseguí hacerme con un par de basses y un lapicero que dado el tamaño, no les hicimos ni fotos.

Alfonso por su parte también logró quitarse el bolo con otros dos basses del mismo tamaño aproximado que los anteriores.

En general, los peces estaban raritos, pocas picadas, probando con todo tipo de señuelos y sin resultados fructíferos.

Finalmente, después de mucho andar conseguí la captura de otro barbo de 1.150 kg y un posterior lucio de 680 g, los cuales fueron devueltos rápidamente al agua, como siempre.


Ahora sí, emprendimos el camino a casa, un poco decepcionados debido a la poca actividad de los peces y a la cantidad de gente que había, para ser un miércoles.

Otro día se dará mejor. Un abrazo y buena pesca.

Pepe

lunes, 11 de noviembre de 2013

Jornada 33: Embalse de Cijara 09-11-2013

Lugar: Cijara

Fecha: 09 de Noviembre del 2013

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

Hola de nuevo a todos.

En esta ocasión nos iba a acompañar un invitado especial, antiguo miembro del club, y nunca descartado para su retorno, jejeje, mi primo Ricardo, que junto con los ya habituales Alejandro, Eugenio y Pepe emprendimos un viaje hacia una nueva aventura en nuestra conocida y frecuentemente visitada zona del embalse de Cijara.

Ya en el trayecto de ida, un ciervo estático en la carretera nos dio el primer susto del día, pero sin ningún problema posterior.

Llegamos los cinco al sitio elegido y la niebla hacía acto de presencia, lo cual hacía que la temperatura no fuera muy elevada durante las primeras horas de la mañana.

Montamos los aparejos y comenzamos a pescar, viendo como siempre, a nuestros queridos alburnos pegando brincos desde primera hora, pero de momento ni rastro de los nuestros.

Sin pasar apenas una hora, empezaron a verse algunos ataques de nuestros amigos los basses, y en ese momento fue Pepe el que sintió su primera picada, pero que no duró ni dos segundos, ya que un lucio terminó con sus esperanzas, partiendo el hilo al no llevar terminal. Inmediatamente después mi primo se estrenó y pudimos contabilizar la primera captura del día con un peso de 460 g.



Mientras Ricar sacaba el pez, fui yo el que sentí una picada seca y dura. La característica torre de un buen bass hizo que pudiera quitarme el bolo bastante temprano, dándome un peso de 1.310 kg.



A partir de aquí, los peces entraron en período de calma, no se les veía por las orillas, los alburnos no aparecían, en fin, parecía un embalse completamente distinto al de hacía apenas unos minutos, hasta que Eugenio en una picada esporádica logró también una buena captura. Un bass de 1.460 kg le sirvió para aliviar el maldito ansia del bolo, jajaja.



Todo continuó sin movimientos, y tras andar aproximadamente tres kilómetros, emprendimos la vuelta al coche con la intención de hacer un parón temporal y volver posteriormente a tentar a los diablillos.



Pero conforme íbamos hacia el coche, los peces comenzaron de nuevo a activarse, esta vez de verdad, así que decidimos posponer la temporal parada.

El primero que confirmó este hecho fui yo, con una captura de un bonito lucio de 2.700 kg, que como siempre fue devuelto al agua tras las mediciones correspondientes.



Esto iba a ser poco para el sitio que encontró Pepe, ya que pareció encontrar una buena poza poblada de peces. Se quitó el bolo con varias capturas seguidas. Consiguió engañar a dos barbos de 1.380 kg y 1.780 kg respectivamente, y unas 4 o 5 capturas de basses de un peso aproximado de 400 g.



Uge y yo seguíamos sacando alguna que otra raspa más mientras mi primo y mi padre no pudieron lograr ninguna captura más, con lo que en esta ocasión el más perjudicado iba a ser Alejandro, que no pudo evitar volverse para Madrid sin capturar algún ejemplar.

La hora se nos echaba encima, así que decidimos volvernos de manera definitiva al coche, comer un poco y volvernos para nuestros hogares, esperando que algún otro día podamos contar de nuevo con Ricar, y que la suerte pueda acompañarle algo más…

Alex

Vídeo de la jornada:

video

martes, 5 de noviembre de 2013

Jornada 32: Embalse de Puente Nuevo 03-11-2013

Lugar: Puente Nuevo

Fecha: 03 de Noviembre del 2013

Miembros: Alejandro y Juanmi

Descripción:


Esta salida extraordinaria la desarrollamos Juanmi y yo por los alrededores de Córdoba, en el embalse de Puente Nuevo.

Sin madrugar demasiado, como en otras ocasiones, nos dirigimos al destino elegido en un día que amanecía nuboso y con algunos bancos de niebla cubriendo el pantano.



La temperatura era idónea para la práctica de este deporte así que nos pusimos manos a la obra.

Comenzamos comentando lo bajo que estaba su nivel mientras realizábamos los primeros lances, con muchas dificultades debido a que prácticamente la totalidad de la orilla que escogimos presentaba un aspecto muy aplayado y con una extensa población de algas y pequeñas ramas.



Según avanzaba la mañana, no teníamos noticias de los buscados peces, ni siquiera se los veía merodeando por la zona, aparte que también el agua presentaba un aspecto algo turbio.

Seguíamos nuestra andadura buscando zonas que considerásemos propensas para el refugio de los basses, pero era como buscar una aguja en un pajar entre tanta maleza, así que donde veíamos algún claro es donde nos deteníamos un buen rato, pero sin suerte…
 

Así, en el transcurso de la mañana, el día empezó a mejorar quedándose una mañana espléndida, pero nula para nuestras aspiraciones ya que ni Juanmi ni yo pudimos evitar el bolo correspondiente.

Tras comernos un tentempié, emprendimos de nuevo la caminata hacia el coche…

Alejandro

martes, 29 de octubre de 2013

Jornada 31: Embalse de Cijara 26-10-2013

Lugar: Cijara

Fecha: 26 de Octubre del 2013

Miembros: Alex, Alejandro, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:


De nuevo otra semana más estamos aquí. Después del fiasco en la última salida al no dar la cara los deseados basses, esta vez teníamos muchas esperanzas en salir bien parados, pues hoy tocaba una de Cijara.

Los compañeros con los que tendría el gusto de compartir esta jornada serían Alejandro, Alex, Pepe y Juanmi, con el cual hacía tiempo que no contábamos con su compañía, y por supuesto un servidor.

Como siempre y sin falta, nuestra paradita obligada para tomar café y comentar algunas cosillas de la semana, después de todo siempre estamos de vacile entre nosotros.

Bueno, continuamos rumbo al punto elegido y por el camino no lo teníamos muy claro con el tiempo, pues todo presagiaba que nos íbamos a mojar, jajaja, aunque finalmente no fue así.

Llegando al sitio elegido todavía era de noche, pero seguíamos con nuestras bromas y vaciles mientras montábamos las cañas.

Sin más dilación, Juanmi y mi menda salimos escopetados hacia el agua con ganas de sacar peces y empezar a disfrutar. Minutos después se fueron incorporando los demás compis, pero Juanmi y yo no habíamos tocado escama hasta el momento.

Alex sería el que abriese la lata con un bonito uru de unos 400 g y así sucesivamente fue sacando algunos ejemplares de más o menos el mismo peso.



Alejandro no tardó mucho en sacar otro bichito del mismo porte que los anteriores. Pasado un rato fui yo el que sintió una fuerte picada y, para mi asombro, después de pensar que podría ser un luciaco y acercarlo a la orilla me quedé flipado viendo que era un bonito ejemplar de barbo de 2.290 kg, que fue devuelto al agua como el resto de las capturas, sin daño alguno.



Más tarde, Alejandro consiguió clavar otro bonito ejemplar de demonio verde, de unos 2 kg de peso aproximadamente, pero llegando a la orilla y estando a punto de echarle la mano encima, el hilo se partió y bye bye, quedándose perplejo y desanimado para el resto de la jornada puesto que el día y los peces no le acompañaron.

Así sucesivamente se fueron sacando otras capturas: Juanmi, Pepe, Alex…



Hasta que de nuevo, llegando al medio día y después de estar algo desalumbrado, obtuve mi segunda picada clara, en esta ocasión sería un bass de 2.310 kg que me quitó las penas y me dejó bastante contento.



Pero no mucho más tarde y ya de vuelta hacía nuestro comienzo se encontró Pepe con otra gran picada de un boca grande de 2.020 kg quitándose también el mal sabor de boca de la semana pasada, sin olvidar a Alex, que como siempre en el descuento, clavó un luciete de 580 g para no perder la costumbre.



Así, viendo que los peces en este momento no estaban por la labor y la hora se nos echaba encima, decidimos poner rumbo al coche, comer un bocadito y volver cada mochuelo a su olivo.

Un abrazo y un saludo.

Eugenio

Vídeo de la jornada:

video

domingo, 20 de octubre de 2013

Jornada 30: Embalse de La Portiña y Embalse de San Rafael De Navallana 19-10-2013

Lugar: La Portiña y San Rafael De Navallana

Fecha: 19 de Octubre del 2013

Miembros: Alex, Eugenio y Pepe (La Portiña), Juanmi (San Rafael De Navallana)

Descripción (La Portiña):

Jornada 30 y hora de investigar. Eugenio, Pepe y yo decidimos probar suerte en un embalse desconocido por nosotros hasta hoy, y recomendado por gente conocida, el embalse de La Portiña.


Era un embalse con poca capacidad de agua, pero las expectativas eran elevadas. Llegamos sobre las 8:30 de la mañana y nos pusimos manos a la obra tras la sorpresa de la gran cantidad de gente dispuesta a pescar ciprínidos que había.

Poco tardamos en darnos cuenta que las recomendaciones no iban a dar sus resultados, al menos en lo que se refiere a hoy, ya que no se veía ningún tipo de actividad por parte de nuestros amigos, a excepción de las ya mencionadas carpas que no hacían más que enseñarnos sus panzas…

El tiempo transcurría y Uge consiguió quitarse el bolo con un diminuto bass que no superaba los 200 g.

Pepe y yo seguidamente también lo conseguimos con ejemplares de la misma talla, pero nada más lejos de la realidad puesto que esta jornada de experimento más bien nos hizo venirnos abajo…

Pateamos y pateamos la orilla pero los peces no daban la cara, ni una misera picada de alguno de tamaño medio para poder divertirnos un rato… NADA.


Con los ánimos por los suelos decidimos darnos media vuelta y encaminarnos de nuevo hacia el coche ya que poco iba a cambiar la cosa en esta jornada.

Destacamos la cantidad de suciedad que presentaban las aguas, ya que estaban plagadas de algas, lo cual hacía que en prácticamente todos nuestros lances, vinieran las típicas pelucas acompañando a los señuelos…

Mientras nos comíamos el bocadillo, ya estábamos pensando en la siguiente salida en la que, si todo va según lo previsto, tendremos a Juanmi entre nosotros, jejeje.

Alex

Descripción (San Rafael De Navallana):

De nuevo decidí acercarme a San Rafael de Navallana, pero esta vez a otra zona, a ver qué tal se daba en esta ocasión. Tras coger fuerzas en el desayuno, llegué al embalse a buena hora, justo cuando estaba amaneciendo.


Con los aparejos montados, me dispuse a hacer el primer lance cuando, de repente, el primer bass hizo acto de presencia. Ahí estaba un mini bass clavado en el anzuelo. Parecía una continuación de la semana pasada, pero de momento el día empezaba esperanzador.

Más aún cuando en los 10 minutos siguientes conseguí clavar otros dos basses, aunque de un tamaño muy parecido al primero. Empezaba a olerme que hoy los grandes tampoco iban a dejarse ver, sin embargo, un rato después, al realizar un lance y mientras dejaba profundizar mi señuelo, mi carrete comenzó a dejar salir hilo más rápido de lo normal. Al percatarme, di un cachetazo y efectivamente, había peso al otro lado del sedal. Esta vez notaba que el pez que traía tenía un tamaño superior. Y así fue. Un bonito bass de 750 g.


Eso me hizo creer que a lo mejor podían salir basses más gordos a lo largo del día, pero no fue así. Tras más de dos horas sin picada alguna, ni siquiera de los pequeños, llegué a una recula en la que pude capturar unos 7 u 8 basses pequeños. Sin embargo, nada de los más grandes.


De esta manera, me dispuse a desandar lo andado, poniendo fin a una jornada en la que por lo menos logré capturar un bass medianete. La anécdota de la jornada la puso un rapala abandonado en la orilla que me encargué de coger para reponer munición para futuros fines de semana.

Juanmi