sábado, 31 de diciembre de 2016

Jornada 24: Embalse de Almaraz 30-12-2016

Lugar: Almaraz

Fecha: 30 de Diciembre del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Juanmi

Descripción:


Aquí de nuevo con todos vosotros después de un parón de pesca. La última salida del año la haríamos Alejandro, Juanmi, Alex, Borja y yo ya que, por diferentes motivos, el resto de colegas no pudieron asistir.

El lugar escogido fue el embalse de Almaraz. Comenzaríamos, como ya es habitual, con la parada de rigor para el cafelito, risas y comentarios de cómo afrontar el día.

Llegamos a nuestro destino sobre las 8 aproximadamente siendo aún de noche y teniendo que hacer tiempo, pero con unas ganas locas de mojar nuestros señuelos.

Comenzaríamos el día con bastante niebla y con el agua algo fría, los peces reacios y muy parados, pero sin cesar en nuestro empeño sería Alex el primero en abrir la lata, y no fue hasta pasado un buen rato cuando Juan y yo haríamos un doblete, jijiji.



Parecía que todo comenzaba a fluir y la actividad de los peces a cambiar, pero tan solo fue un espejismo, pues todo seguiría igual de mal en capturas, pero no en lo que a anécdotas y risas se refería, cosa que era importante.

Sobre las 12:30 más o menos decidimos cambiar de zona donde, de nuevo, después de darle y darle con todo tipo de señuelos conseguimos sacar algunas capturas más, entre ellas una de Alejandro en los minutos de descuento haciendo de “Sergio Ramos”, jajaja.

También Borja tuvo sus picadas, pero con la mala fortuna en esta ocasión de no poder materializarlas (todos sabemos cómo es la pesca), pero en la próxima seguro que no perdona.

Se nos echaba el tiempo encima y decidimos ir a comer un tentempié para después poner rumbo al foro, parando para terminar el día a tomar unas rubias y echarnos unas risas más.

Así cerramos el año en lo que a pesca se refiere, pero pensando que el 2017 nos esperaba con muchas más salidas, grandes momentos y bastantes capturas.

Desde aquí y en nombre de todos los miembros del club desearos un Feliz Año Nuevo.

Un saludo y hasta la próxima.

Eugenio

lunes, 14 de noviembre de 2016

Jornada 23: Embalse de Orellana 12-11-2016

Lugar: Orellana

Fecha: 12 de Noviembre del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Juanmi y Pepe

Descripción:


Los pronósticos auguraban buen día para la práctica de la pesca. Así pues, Juan, Pepe, Alex y yo decidimos darnos una vuelta por Orellana, con el fin, antes de iniciar la jornada, de investigar algunos caminos nuevos y de paso acercarnos más al agua a la hora de echar la barca. La verdad es que no tuvimos mucho éxito, y entre unas cosas y otras se nos fue media mañana y tuvimos que volver al punto de partida. Antes, ya habíamos hecho la planificación de la jornada y la parada correspondiente habitual para desayunar, para encajar mejor los efectos del madrugón. Total, cuando quisimos empezar a pescar, pasaban más de las once de la mañana. Durante el día se presentó una escasa niebla que evitaba el sol.

Pasaban las horas y la sonda no daba señales de peces y a ninguno se nos movía la caña. Eran aproximadamente las trece treinta cuando en una sacudida rápida, Alex clavó un luciete de un kg aproximado de peso, lo que nos despertó de nuevo a todos los ánimos.



Tras el correspondiente descanso para comernos un piscolabis y cuando más tranquilos estábamos todos, se produjo la anécdota simpática de la jornada. Sobre el centro del embalse, note una extraña “picada” con una fuerte resistencia, (Juanito pensaba que podía ser una carpa de al menos unos 15 kg de peso). Del carrete no paraba de salir el hilo, no daba abasto a recoger cuando en el otro extremo a lo lejos divisamos a un paisano con aires de extranjero salir entre los cañizos, que al igual que yo, caña en mano, realizaba maniobras de recogida de hilo. Entre las correspondientes risas, Juan se encargó en inglés de resolver el caso y así poner la nota de humor con la conversación lejana.

Por lo demás, las cosas seguían igual por allí. Solo se veía a los cuatro carperos que estaban por la zona. La sonda seguía sin mostrar pez alguno, por lo que decidimos emprender regreso a puerto, pero despacito, echando algunos lances finales. Y fue en uno de esos, al curricán, cuando sin esperarlo, alrededor de las tres y media de la tarde, Pepe enganchó un bonito luciete de aproximadamente 2 kg de peso. Por su parte Juan y yo nos apuntábamos otro bolo más a la lista, pero contentos por las capturas de nuestros compañeros.



Así llegado el momento empezamos a recoger, antes que nos pillara la noche. Finalmente nos tomamos nuestras cervecitas para finalizar una buena jornada en general.

Saludos a los compañeros que no nos pudieron acompañar y hasta la próxima.

Un abrazo.

Alejandro

miércoles, 19 de octubre de 2016

Jornada 22: Río Tajo 15-10-2016

Lugar: Río Tajo

Fecha: 15 de Octubre del 2016

Miembros: Juanmi y Pepe

Descripción:


De nuevo salimos a mojar los señuelos. Esta vez nos decidimos solo Juanmi y yo ya que, al parecer, los demás tenían mejores cosas que hacer. En fin, al lio.

En esta ocasion decidimos pescar el río Tajo. El día parecía bueno: buena temperatura, poco viento… en fin, estupendo para la pesca.

Una vez en el charco, la cosa empezó bastante bien ya que al segundo o tercer lance clavé una pequeña lucioperca de aproximadamente 1.5 kg.



La jornada parecía que se daría bien pero para nada, nos recorrimos una gran cantidad de orilla pero sin volver a saber nada de los malditos peces. Probamos de todo, hasta la saciedad pero los peces no daban la cara.

Ya hartos de patear, decidimos dar la vuelta y volver al punto de salida, pero cuando menos lo esperábamos y estando ya terminando el recorrido, conseguimos clavar un par de basses, uno Juanmi y otro yo de unos 400 g más o menos.



Con esto pusimos fin al día, nos comimos el bocata y pusimos rumbo a casa sin el resultado que esperábamos pero con ganas de otra salida, esperando que fuera más fructífera y divertida si es que los peces ayudan y nosotros damos con la tecla, jajaja.

Hasta la próxima, un abrazo y buena pesca.

Pepe

Vídeo de la jornada:

video

miércoles, 12 de octubre de 2016

Jornada 21: Embalse de Almoguera 08-10-2016

Lugar: Almoguera

Fecha: 08 de Octubre del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Juanmi y Pepe

Descripción:

Con los días ya más cortos y más fresquitos emprendimos la marcha como de costumbre a un lugar no muy lejano y así no madrugábamos tanto esta vez.

Repetimos al embalse de Almoguera y fuimos Alex, Juanito, Pepe (el que conducía) y yo. Carretera y manta, como se suele decir, antes de llegar al habitual cafelito para entonar el cuerpo y no perder los buenos hábitos.

Al cabo de un tiempo de viaje ya estábamos preparando las cañas y, en nada, pescando, alrededor de las nueve de la mañana, Juanito desde la poca orilla que tiene de margen ese embalse y nosotros tres en la barquichuela habitual, pero no os podéis imaginar el fiasco que nos llevamos todos, no se podia pescar, ni en un sitio ni en el otro, el embalse era todo un cuadro de algas, teníamos que apartarlas con los remos para poder abrir hueco para poder lanzar la caña, igual que en el Guadiana con el camalote, de pena y sobre todo viendo y mirándonos los unos a los otros pensando en el panorama que teníamos.


Lejos de venirnos abajo, había que seguir intentándolo y, sobre las diez y media o así, fue Juanito quien animó el cotarro sacando un lapicerete de alrededor de medio kilo, cosa que, como era de esperar, alegró la cara de todos.


Nosotros seguíamos igual y por allí no aparecían ni se veían peces, lo único que ya sí empezaba a calendar el día y la temperatura y el agua era como un día de verano, ideal.

Sobre las doce, aproximadamente, y sobre la marcha, nos dio tiempo a tomarnos un tentempié, para reponer fuerzas y esperando ver por algún sitio algún ataque o movimiento que cambiase la situación. Así, intentándolo todo, decidimos sobre las cuatro y pico de la tarde emprender el regreso al coche para ir recogiendo, pero en ese transcurso de vuelta y al curricán, fue Alex quien tuvo una picada de nuestro grupo, bonita, por cierto la lucha del esox. Todos pensábamos que iba a ser mayor por como tiraba, sin embargo, fue otro lapicerete parecido al de Juan, pesando aproximadamente 500 g. Con la clavada que hizo, la verdad es que se nos quedó un poco el ansia de pez.


Y eso fue a grandes rasgos lo que dio de si la jornada, la verdad es que un poco desilusionados si que volvimos y así lo comentamos mientras merendábamos recordandno a los coleguillas nuestros que hoy no habían podido venir y que, aunque no os lo creáis, se os echa en falta pero por unas cosas o por otras, no podemos juntarnos lo que quisiéramos.

Sin más, emprendimos regreso para tomarnos la última cervecita en el barrio comentando Pepe y yo el nuevo bolazo que nos habíamos comido.

Saludos, un abrazo para todos y hasta la próxima.

Alejandro

Vídeo de la jornada:

video

lunes, 10 de octubre de 2016

Jornada 20: Embalse de Zújar 02-10-2016

Lugar: Zújar

Fecha: 02 de Octubre del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Alfonso, Eugenio, Javi, Juanmi y Pepe

Descripción:

En la jornada del domingo pocas novedades íbamos a tener. Al tener la ventaja de tener los bártulos montados pudimos dormir un poco más y estar algo más descansados.

El tiempo parecía que hoy tambíen nos iba a acompañar ya que, aunque hacía más fresco que el día anterior, el cielo estaba completamente despejado y apenas se movía aire.



Nos pusimos a navegar a eso de las 8 de la mañana y fuimos a la zona que durante el día anterior fue más fructífera, pero al igual que en las ocasiones anteriores, la actividad de los peces no iba a ser lo más destacado.

Por su parte, Juanmi estuvo acompañándonos desde orilla por la misma zona, al igual que Alfonso, Eugenio y Javi desde su embarcación.

Pasaban las horas pero no se movía el marcador, por lo que nosotros decidimos alejarnos un poco de la zona común para intentar localizar a los peces por otros lugares diferentes.

Llegamos a una zona en la que pudimos avistar ataques a superficie de nuestros queridos basses, pero eso no sirvió para que pudieramos engañarlos nosotros mismos. La cosa continuó igual hasta prácticamente el mediodía, momento en el que decidimos retomar el camino de vuelta al apartamento para comer y poner rumbo a Madrid.

Al llegar, Juanmi nos comentó que había conseguido engañar a un diablillo verde que rondaría los 300 g pero poco más. Nuestros compañeros de embarcación terminaron con la misma sensación que nosotros: ni olerlos.

El reloj marcaba las 14 aproximadamente cuando todos decidimos ir recogiendo todo para comer tranquilamente, contándonos las anécdotas más destacadas y pensando realmente en el fin de semana que habíamos pasado sin noticias de los peces, ¿sería aún muy pronto para que estuvieran completamente activos? No lo sabíamos pero en las jornadas que vendrían lo íbamos a comprobar.

Alex

Vídeo de la jornada:

video

viernes, 7 de octubre de 2016

Jornada 19: Embalse de Zújar 01-10-2016

Lugar: Zújar

Fecha: 01 de Octubre del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Alfonso, Eugenio, Javi, Juanmi y Pepe

Descripción:


Tras la experiencia de nuestros compañeros en la jornada anterior, ya íbamos medianamente orientados de qué zonas podían depararnos peces. Así, nada más levantarnos, Alejandro, Alex y Pepe se pusieron manos a la obra con su barca; mientras que Alfonso, Eugenio y Javi se pudieron permitir un ratito más en la cama puesto que ya tenían los aparejos preparados del día anterior. Mientras tanto yo, me dispuse a preparar mis bártulos, y empecé a calentar las piernas para un largo día desde orilla.

Una vez todo estaba preparado, se dio el pistoletazo de salida dando por comenzado el día de pesca. Tanto la barca tripulada por Alfonso, Uje y Javi, como yo mismo desde orilla, fuimos hacia un sitio en el que el día anterior se vieron algunos black bass y en el que habíamos oído que también había presencia de lucios.



Y poco tardaron en aparecer. En este caso, y mientras aún estábamos quitándonos las legañas, Eugenio notó actividad al otro lado de la caña, pudiendo sacar un bonito black bass de cerca de 500 gramos. Este hecho, junto al avistamiento por mi parte de otro ejemplar, nos hacía ser optimista, pero ¿Por cuánto tiempo?

Pues desgraciadamente, no mucho, ya que tras esa captura de Uje, no volvimos a tener noticias de peces hasta pasadas unas horas. Y fue él otra vez quien esta vez notó la picada de un lucio de buen porte, aunque lamentablemente no pudo materializar la captura, ya que se soltó cuando ya se estaba aproximando a la superficie.

Pasaba el tiempo, y decidimos poner rumbo a otra zona en la que teníamos bastantes esperanzas. Las dos barcas con ayuda de sus motores llegaron enseguida, mientras que a mí me costó un poquito más debido a la presencia de vegetación por la orilla. Pero pronto me encontraba ya pescando junto a ellos, o al menos intentándolo, porque en esta zona no vimos rastro de actividad.

Así llegó el medio día, dirigiéndonos al punto de partida para preparar la comida y reponer fuerzas tras una mañana un poco desalentadora.

Tras la comida, nos pusimos manos a la obra nuevamente. Esta vez, elegimos probar una zona diferente a la de por la mañana. En esta ocasión el grupo formado por Alfonso, Uje y Javi fue por un lado, mientras que Alejandro, Alex, Pepe y yo nos manteníamos dentro del campo de visión. Fue en una zona en la que había algas sumergidas en las que pude clavar un diablillo verde de 420 gramos. Pero nada más reseñable.



Fue ya cuando caía la tarde cuando decidimos volver nuevamente a la zona en la que habíamos comenzado la mañana para, desde ahí poner fin a la jornada. Pero esta nos deparaba todavía alguna sorpresa. Ya casi dándonos por vencido, de repente una gran picada sacudió mi caña. El hilo empezó a salir sin control del carrete y la caña presentaba una curvatura propia de grandes ejemplares. En principio pensábamos que se trataba de un lucio, y por la manera de pelear, bastante grandecito, pero tras unos minutos de pelea, salió a la superficie un pez gato, que finalmente dio un peso de 1.580 kg. Este ejemplar arregló un día que había sido más bien flojito en cuanto a la actividad de los peces se refiere.



El último hecho reseñable antes de dar por concluida la jornada de pesca fue la picada que tuvo Pepe, la cual no pudo materializar, dejándonos con la duda de si se trataba de un lucio o de otro pez gato.

En fin, tendríamos que esperar hasta el día siguiente para poder intentar capturar algún pez más y reducir el número de miembros del club con la carga del bolo a sus espaldas.



Juanmi

Vídeo de la jornada:

video

viernes, 30 de septiembre de 2016

Jornada 18: Embalse de Zújar 30-09-2016

Lugar: Zújar

Fecha: 30 de Septiembre del 2016

Miembros: Alfonso, Eugenio, Javi y Pepe

Descripción:

De nuevo aventura. Después del parón de tres semanas, esta vez volvíamos con más ganas si cabe a nuestra afición: la pesca, ya que este fin de semana nos tocaba la quedada oficial del club, la cual llevábamos algún tiempo planeando con ilusión.

El lugar elegido para dicho evento fue el embalse de Zújar, el cual no conocíamos ninguno en lo que a pesca se refiere, es más, algunos de nosotros lo haríamos desde embarcación, algo nuevo y todo un reto, jajaja.

El primer día de la quedada comenzó como es habitual con el pertinente cafelito en nuestro parador preferido y donde nos tratan bastante bien. Esta primera avanzadilla la formábamos Alfonso, Javi, Pepe y mi menda.

Una vez cambiadas las impresiones pusimos rumbo al destino ya mencionado, llegando sobre las 10:00. Nos pusimos a montar nuestros equipos y a probar suerte desde orilla para reconocer un poco el terreno y ver cómo estaba el tema en lo que a peces se refería, pues no se veía mucha actividad, solo carpa moviéndose por toda la orilla.

Después de ver algún black bass de pequeña talla pensamos que quizás tuviésemos suerte, pero no sería así, en lo que a picadas se esperaba nada de nada.

Llevando un buen tramo caminando y viendo que desde orilla estaba muy mal para lanzar nuestros señuelos por la cantidad de árboles y vegetación, decidimos parar y descansar en uno de los chiringuitos para tomar algo fresquito y, después descargar todos los trastos en los alojamientos, comer algo para volver con fuerzas renovadas e intentarlo más tarde, pero ya Alfonso, Javi y yo desde embarcación y Pepe desde la orilla.

Sin alejarnos mucho de donde lo intentaba Pepe, pudimos apreciar como conseguía clavar un demonio verde de unos 400 g de peso, mientras que nosotros seguíamos sin tocar escama. Entonces decidimos cambiar de zona y, en esta occasion sería Javi el que notaría una picada. Después de llevar un rato peleando con él, tuvo la mala fortuna de que se soltase pero por como peleaba el animalito parecía ser de buen tamaño y creemos que se trataría de un lucio, mala suerte compañero, la próxima será.

Ya no volvimos a tener noticias de ninguno de los deseados peces, ¿que nos estaba pasando? No dábamos con la tecla apropiada, por lo que decidimos poner fin al día en lo que a pesca se refería para recibir a los amigos que faltaban por llegar, mañana sería otro día.

No quisiera acabar esta redacción sin mencionar que la experiencia desde embarcación estaba siendo muy grata y ya estábamos pensando en futuras salidas.


Saludos a todos.

Eugenio

viernes, 9 de septiembre de 2016

Jornada 17: Embalse de Cijara 03-09-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 03 de Septiembre del 2016

Miembros: Alex, Alfonso, Eugenio y Pepe

Descripción:

Otro día más dispuestos a sumergirnos en una nueva aventura, eligiendo el embalse de Cíjara como escenario. El día empezó muy temprano, en el “campamento-bar base” para el clásico desayuno. Allí nos juntamos, por un lado Pepe y Alex, que decidieron probar suerte con la barca, y Uje y yo, acompañados por mi hermano Adry, que pescaríamos desde pato (o no).

Llegamos a la orilla del embalse amaneciendo, hora perfecta para montar todo y adentrarnos en las excesivamente cálidas aguas para las fechas en las que nos encontramos. En cuanto nos pusimos manos a la obra, me di cuenta de que me había dejado el pato en casa. Sí sí, podéis reíros, jajaja. Después de valorar la situación con los otros dos pateros, decidimos ir los tres desde orilla para no quedarme solo. Aprovecho estas líneas para agradecer tanto a Uje como a Adry su solidaridad, puesto que el día sería mucho más difícil para los tres por mi mala cabeza; ¡gracias chicos, os debo una!

Debido a este contratiempo, empezamos a pescar antes de lo previsto. Alex y Pepe tardaron más, pero en seguida nos adelantaron y se perdieron en el horizonte.

El día pasaba, y los peces no daban la cara. En cambio, de vez en cuando observábamos cómo algunos pescadores sacaban lucios desde sus patos (imaginad lo mal que me sentía). 

A media mañana, Uje dio la voz de alarma al sacar un black bass que no llegó al medio kilo, pero que alegró bastante al grupo debido a lo mal que iba la mañana. Lejos de entrar en actividad, los peces siguieron en su letargo veraniego.

En torno al medio día, los “marineros” se juntaron con nosotros comentando que Alex había sacados dos peces de un tamaño similar al de Uje y que a Pepe se le había escapado uno. Estuvimos probando suerte todos juntos en la misma zona sin suerte, hasta que yo fui el afortunado de clavar otro pequeño diablillo verde.
 
Después de intentarlo un rato más sin recompensa, nos dirigimos hacia el coche para recoger, comer y poner rumbo de vuelta a casa con cierto sabor amargo, tanto por mi descuido con el pato, como por la escasa actividad de nuestros amigos acuáticos. Aún necesita enfriarse el agua para que empiece la frenética actividad previa al invierno.

Un saludo y hasta la próxima.

Alfonso

jueves, 25 de agosto de 2016

Jornada 16: Embalse de Almoguera 20-08-2016

Lugar: Almoguera

Fecha: 20 de Agosto del 2016

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:

Volvemos al lío después de unas merecidas vacaciones. Ya teníamos ganas de darle al carrete de nuevo, jajaja. Esta vez nos animamos Alejandro, Alex y yo. Decidimos pescar en el alcarreño pantanillo de Almoguera, que por cierto, hacía unos treinta años que yo no pescaba.

En fin, vamos al lio, decidimos pescar desde embarcación y, como no está permitido hacerlo con ningún tipo de motor, mis compis se dieron un buen tute a remar, jajaja, yo hoy estaba exento.

Ya en el agua decidimos probar diferentes señuelos aunque la cosa estaba algo complicada debido a la gran cantidad de algas que se encontraban en el fondo, estaba totalmente lleno.

No pasado mucho tiempo, fue Alex el que clavó el primer luciete del día de apenas un kilo. Parecía que la cosa se animaba, pero no fue así, estaban duros.


Al rato fui yo el que clavé otro luciete más o menos del mismo tamaño pero a mí me enseñó la cola, jajaja, no tenía puesto terminal, qué se le va a hacer, otra vez será.

Seguíamos la marcha pero los peces seguían sin dar la cara mientras los compis seguían dándole al remo jijiji, y yo con las cervecitas, que por cierto, muy fresquitas y con el bocata, de lujo.

Allá sobre las 13:30 más o menos Alejandro clavó una muy buena lucioperca, que se convertiría en el actual récord del club con un peso de 2.58 kg. Alex remando y Alejandro al curricán clavando la lucioperca, jajaja, alucinante. Es lo que tiene la pesca.


Poco después fue Alex nuevamente el que clavó otro luciete más o menos de iguales proporciones al anterior mientras a mí, para mi sorpresa (ya que había dejado una caña con un señuelo tocando el agua), se me tiró un lucio sin llegar a clavarse. En fin, se ve que hoy no era mi día.


Sin mucho más que contar seguimos dándole al remo pero la cosa no cambió, los peces siguieron apáticos y nosotros decidimos dar por terminado el paseo y poner rumbo a los madriles después de un bocata y como no, unas buenas cervecitas.

Un saludo y buena pesca.

Pepe

miércoles, 27 de julio de 2016

Jornada 15: Embalse de San Juan 23-07-2016

Lugar: San Juan

Fecha: 23 de Julio del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:


Con los calores que llevamos, decidimos, ya que parecía que iba a hacer un día fresquito, probar suerte en la sierra de Madrid y de paso, ver como estaba el mundo de los diablos verdes.

Madrugamos un poquito y, después de un buen desayuno, llegamos al sitio elegido del embalse de San Juan para pasar la mañana, un sitio cerquita, no fuera que apretara el calor y hubiese que salir corriendo.

En esta ocasión, nos apuntamos Alex (que sería el conductor de turno), Eugenio, Pepe y yo. Entre preparar los bártulos y demás cosas, enseguida nos dieron las 8 de la mañana, ya amanecido.

Empezamos a dar lances sin sospechar siquiera lo que se nos vendría encima algunas horas después. No habría pasado una hora cuando Alex notó su primera picada, un minitalla de aproximadamente 200 g, bueno, para empezar y quitarse el bolo no empezaba mal la cosa. A partir de ahí, ya empezaban a llegar los primeros bañistas y los aspirantes a las olimpiadas de esquí acuático, acompañados de sus intrépidos marineros de agua dulce. Pero nosotros seguíamos a lo nuestro y Alex volvió otra vez a sacar otro verderón de medio kilo.



Seguíamos pescando, cada vez con más dificultad, arrinconados en las reculas por el oleaje provocado por las barcas. Uge clavó unas cuantas minitallas y Pepe hizo lo propio con otra captura, quedándome yo solo sin probarlos, otro día más, aunque eso sí, alguna picada tuve.

Así, entre cervecita que va y cervecita que viene, la cosa empezó a ponerse fea, no se podía aguantar y allí no había Dios que pescara. Digo esto porque parecía que estábamos en los toboganes de la Warner y Uge, con su pato, ni os cuento. No eran piraguas, ni barcas, eran yates grandes en toda regla, que no dudo que paguen y tengan sus derechos, pero no tuvieron ningún respeto por los demás, era elocuente y lo que nos extrañaba a todos era que ahí no se produjeran accidentes debido a las altas velocidades que alcanzaban y el espacio tan reducido para tanta embarcación. Nosotros nos preguntamos cómo es posible que nadie controle eso, habiendo además tanto bañista, increíble.

Por lo cual, viendo el panorama, ahí no había quien pescara ya ni en el último rincón, por lo que decidimos ir y remolcar a Uge y marcharnos de allí a comernos a gusto el bocadillo viendo el gentío dominguero que allí había.

Está claro que se trataba de pasar la mañana, no son excusas, pero para pescar no es sitio para ir con el buen tiempo o períodos de vacaciones. Al menos esa es mi opinión.

Terminamos aproximadamente de recoger sobre las tres y algo de la tarde y posteriormente decidimos poner rumbo a remansos más tranquilos, dícese, a casa.

Saludos y un abrazo.

Hasta la próxima.

Alejandro

miércoles, 22 de junio de 2016

Jornada 14: Embalse de Bolarque 18-06-2016

Lugar: Bolarque

Fecha: 18 de Junio del 2016

Miembros: Alejandro, Alex y Pepe

Descripción:
 
Bienvenido a todos de nuevo en otra jornada más de LucioBass. En esta ocasión, y después de unos años sin visitarlo, nos pusimos como objetivo surcar las aguas del embalse de Bolarque, pero esta vez, lo intentaríamos en una nueva zona, desconocida por nosotros.
 


Nos dirigimos al campo de batalla Alejandro, Pepe y yo mismo ante un día que en un principio no parecía que fuera a ser muy caluroso, como en realidad fue, debido al bajón de las temperaturas que habríamos tenido esta semana. El frío, aunque parezca mentira, nos acompañó, durante prácticamente todo el día.

Llegamos al lugar en cuestión a eso de las 8 de la mañana y a las 8 y media aproximadamente ya estábamos tentando a nuestros queridos amigos.

El viento parecía hacer acto de presencia, pero no en todo su esplendor, ya que soplaba por rachas pero no muy fuerte, permitiéndonos pescar más o menos a gusto.
 


La mañana pasaba y los peces no querían dar la cara, si bien es cierto que este embalse es considerado muy bolero. Nosotros seguíamos intentándolo tanto en las zonas reculadas con carrizos como en los grandes cortados que tiene este lugar.



Sin noticias de ellos nos plantamos en el medio día, el frío no cesaba y los peces no aparecían, cuando en uno de mis lances, ya casi llegando a la barca, un lucio apareció tras mi señuelo, probablemente sacado forzosamente de su escondrijo, ¿sería una buena señal?

Tras otros cuantos lances sin nuestros amigos, fui yo en la que en un sobresalto, un lucio atacó mi señuelo y tras una bonita batalla, típica de los esócidos, conseguí llevarle a mi terreno para hacerme la ansiada fotografía. Después de esto, como es habitual, el animal fue devuelto nuevamente al agua.




Después de esto y hasta bastante entrada la tarde, no conseguimos ninguna alegría más. El viento poco a poco fue cesando aunque sin parar completamente por lo que decidimos poner punto y final a esta bonita jornada, en la que cabe destacar la belleza de los paisajes que rodean a estos embalses y a la claridad de estas aguas, que nunca dejan de sorprendernos…

Alex

lunes, 23 de mayo de 2016

Jornada 13: Embalse de Valdecañas y Río Tajo 21-05-2016

Lugar: Valdecañas y Río Tajo

Fecha: 21 de Mayo del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Alfonso, Eugenio, Juanmi y Pepe

Descripción:

Un día más nos disponemos a nuestro vicio, jajaja, que no es otro que la pesca, mientras que nos dejen, pues parece que hay gente que nos quiere quitar nuestra afición y creemos que no hacemos daño ni al medio ambiente ni a nadie, pero tal y como está el tema, esperamos que nos sigan permitiendo desarrollar nuestra afición.

En fin, un día más nos disponíamos a patear orilla. Esta vez nos animamos todos los del club: Alejandro, Alex, Alfonso, Juanmi, Uge y yo pero también nos acompañaron Borja y Pua, un par de amigos a los que también les gusta la pesca.



Nuestro destino elegido para esta jornada sería Valdecañas, pero la desilusión fue total, ya que el pantano estaba impracticable desde orilla.



El agua llegaba hasta los sembrados. Imposible, incluso para lanzar y en los sitios donde apenas se podía, ni rastro de los peces, no querían dar la cara y no había manera, todos bolos.

Después del palizón de andar entre hierbas y retamas, decidimos acercarnos al río Tajo, a su paso por el embalse de Arrocampo pero la cosa no cambió mucho.




Uge, Juanmi y Alfonso, consiguieron quitarse el bolo con unos pequeños, aunque válidos, basses, jajaja.



En conclusión, un día muy decepcionante, aunque es lo que hay, esto no nos desanima, si no que nos da más fuerza para la próxima salida, obligándonos a poner más interés y más ganas y, por supuesto, esperando que salga mejor la cosa, aunque casi siempre depende de los peces, a excepción de aquellas veces en las que somos nosotros los que estamos más torpes y no conseguimos dar con la tecla.

Sin enrollarme mucho más, volvimos para Madrid, esperando que en la próxima salida se nos diese mejor y disfrutasemos más.

Un abrazo y buena pesca.

Pepe

lunes, 9 de mayo de 2016

Jornada 12 Embalse de Alcántara 07-05-2016

Lugar: Alcántara

Fecha: 07 de Mayo del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

De vuelta al ataque, otro día más con las mismas ganas de siempre y un madrugón considerable nos poníamos en marcha Alejandro, Alex, Pepe, Borja (amigo y compañero de fatigas en lo que a pesca se refiere) y mi menda que siempre que puedo no me pierdo una, jajaja, todo sea por este gran deporte.

Comenzamos como ya es habitual en nosotros con la parada obligatoria para un cafelito, echarnos unas risas con los pertinentes vaciles y comentar estrategias.

Poníamos rumbo a tierras extremeñas otra vez, pero en esta ocasión cambiando de escenario: el embalse de Alcántara, no conocido por mí pero si por los compañeros y amigos de afición.

Llegamos a sus orillas sobre las 8 aproximadamente y una vez preparado todo el material bélico para la ocasión, comencé con mis primeros lances con Borja, pues sería mi compañero de aventura este día, mientras Alejandro, Alex y Pepe terminaban de montar su embarcación.

Sin mucho tiempo transcurrido, noté la primera picada de la mañana sin poder materializarla pero, sin cesar en el empeño... zas! mi primer demonio verde de unos 700 g de peso que nos hacía pensar que el día iba a ser fructífero. Después de la correspondiente foto, el pez fue devuelto al agua, como siempre.



De nuevo, casi seguido y cerca de mis compañeros, que estaban terminando de preparar los equipos y señuelos, volvía a sentir resistencia al otro lado de la línea y tras el correspondiente cachetazo, conseguía mi segundo black bass, concretamente de 940 g, mas en ese momento nos comentaba Borja que en una recula cercana había observado algunos siluros de un tamaño considerable y, como no podía ser de otra forma, nos acercamos todos con curiosidad a verlos. Efectivamente, se encontraban allí, al parecer varias parejas en cortejo o freza pues no lo teníamos muy claro. Después de tentarles algunos de mis compis sin recompensa decidimos seguir. Alejandro, Alex y Pepe irían por una zona, mientras Borja y yo iriamos por otra.



La mañana transcurría sin tener más noticias de los peces hasta que nos pusimos en contacto con los compañeros, comentándonos algunas de sus capturas logradas: Alex, un par de basses, uno pequeño rondando los 400 g y otro más grande que superaba los 1.5 kg, así como un siluro de un peso aproximado de 3 kg.



Alejandro por su parte capturó una lucioperca de poco más de 700 g y mister Pepe otro bonito boca grande de algo más de 1 kg, además de un lucio que podría rondar fácilmente los 5 kg, pero que tras acercarlo a la embarcación y saludar al respetable, se escabulló a las profundidades dejándole con cara de circunstancia y ganas de más.



Mientras, Borja y yo cambiábamos de ubicación hacia donde estaban nuestros compañeros y en el transcurso, volvía a tener picadas, materializando dos de ellas con ambos basses, algunas más sin fortuna al igual que le ocurría a Borja (tranquilo compi, la próxima no fallarás).



Así fue pasando el día entre varias anécdotas y se acercaba la hora de finalizar. Cual sería nuestro asombro cuando al encontrarnos con Pepe, Alex y Alejandro, nos comentaban que en la recula mencionada anteriormente, acababa de clavar Pepe un monstruo de siluro que dio un peso de 8.56 kg siendo el actual récord del Club. Enhorabuena Pepolo.



Como se puede apreciar en las fotos, estaba un poco perjudicadoy pensamos que se podía ser debido a los roces contra el entorno o a las peleas que pudieran tener por cortejar a las hembras en su carrera de procrear Enhorabuena Pepolo.

Tras esto, recogimos los equipos, embarcación y comimos el correspondiente bocata para después poner rumbo de nuevo al foro (Madrid), tomarnos unas rubias fresquitas y comentar toda la jornada con sus anécdotas, sin dejar de pensar en que algunos intentan quitarnos esta gran afición que es la pesca, sacrificando estos bonitos peces que tan buenos ratos y grandes alegrías nos dan.

Un saludo.

Eugenio

sábado, 30 de abril de 2016

Jornada 11: Embalse de Cijara 30-04-2016

Lugar: Cijara

Fecha: 30 de Abril del 2016

Miembros: Alejandro, Alex, Eugenio y Pepe

Descripción:

De nuevo estamos en marcha. Como cada jornada y repitiendo las mismas costumbres, empezamos un día más carretera y manta con más sueño que otra cosa, madrugando más que un día laboral. Llegamos a lo mejor del día, el cafelito calentito y a partir de ahí comenzaría el trasiego habitual de cada jornada: comentarios de todas las clases, opiniones para todos los gustos y alguna cabezada hasta el destino que a algunos no les viene mal.

Hoy nos hemos apuntado más o menos los de siempre, sin embargo también se unió al grupo del aprendiz, como viene siendo habitual, por su pasión por la pesca, el coleguilla Borja con los ya mencionados Alex, Eugenio, Pepe (el conductor de hoy) y yo.

Sobre las ocho de la mañana y estando ya preparados, estábamos ya listos para empezar como si de una competición se tratara, debido al mono que traíamos.

El sitio era uno de nuestros favoritos y conocido ya por todos. El día, aunque en principio fresco, auguraba, como así fue calor y sol. Así pues estaba todo en orden, solo faltaba lo principal: que a los tarugos les diese por comer. Dentro de una espesa capa de niebla en todo el embalse allí no se veía tampoco una sola picada, pero a la vez que levantaba el día, lo que si vimos es que aquello parecía una feria entre gentío y barcas, pero como a eso ya estábamos acostumbrados...


Con los primeros rayos del sol se empezaron a ver algunos basses y algunos alburnos, encajándonos ya en la media mañana y sin vender una escoba. Los peces dentro de sus nidos y reacios a cualquier tipo de señuelo o molestia. No parecía que fuese tan difícil, pero como preveíamos de picadas, las justas. Teníamos nosotros más ganas de comer que los peces, habíamos andado ya un buen rato, cuando Uge tuvo su primera captura después de un intento frustrado, y con un peso de alrededor de 1.20 kg.


También Alex tuvo alguna picada sin resultado positivo, mientras tanto los demás nada. Pero pronto no tardo mucho el maestro, el señor Pepe en empezar a sacar en el ecuador del día y bonitos ejemplares con peso que oscilaron entre 1 y 2.20 kg, mientras que Borja y yo nada de nada por más que insistíamos.


Puedo decir que tuve una bonita lucha con un black bass pero que llegando a la orilla se me esfumó.


Así, entre descansos y capturas, se nos pasaba el tiempo y poco a poco llegamos de vuelta al coche para reponer fuerzas y comentar que para algunos el día no fue tan malo, y felices por pasar otro maravilloso día de pesca.


Siendo ya sobre las 4 de la tarde, cogimos como al principio carretera y manta para casita en compañía del grupo, para celebrarlo con unas cervecitas.

Señalar el buen estado del agua y el bajísimo estado del embalse.

Un saludo y abrazo para todos.

Captura y Suelta.

Alejandro