lunes, 9 de diciembre de 2019

Jornada 24: Embalse de Orellana 07-12-2019

Lugar: Orellana

Fecha: 07 de Diciembre del 2019

Miembros: Alejandro, Alex, Borja y Pepe

Descripción:


Esta vez el sitio elegido fue nuestro preferido, el embalse de Orellana, y los que tuvimos la suerte de poder ir en esta ocasión fuimos Alex, Borja, Pepe y yo. Tengo que destacar que para llegar hasta aquí hay que darse una buena paliza a conducir, pero con el cafelito, el chupito y el bollito se afronta cualquier cosa, máxime cuando vas a hacer lo que más te gusta.

Madrugón de época, carretera, tráfico cómodo y a eso de las 7.30 ya estábamos en destino (Navalvillar de Pela). Aunque hacía frío, el termómetro marcaba 3 grados, los pronósticos señalaban un buen día, sin viento y sin lluvia, como luego así fue, maravilloso día de pesca, si señor.

Una vez más pudimos comprobar al llegar al sitio elegido que lo de camino de cabras es verdad y existe, pero además con el agravante de que llevamos más de nueve años conociendo la zona y sufriéndola cazadores y pescadores. Lamentable el conflicto abierto que tienen planteado entre el dueño de una finca (conocido por todos) y este Ayuntamiento. Conflicto que, si bien es cierto, la Ley al respecto es muy clara: los caminos vecinales no se pueden cercar para evitar cruzarlos (comentario también expresado por muchos vecinos de la zona).



Empezamos el ritual de los preparativos, y en momentos estábamos en el agua, que al igual que los grandes toreros, después de los buenos lances, empezó la fiesta: sobre las 10.30 o así fue Pepolo quien abrió la lata, con una buena captura. Le siguió Alex, al que no se le dio nada mal el día por cierto.



Magnífica jornada de pesca, con buena temperatura, el estado del agua perfecta y con buenas trazas de recuperación del embalse, ¿qué más se podía pedir?

Las capturas, sin ser excepcionales, se iban produciendo, más por parte de Alex y Pepe que por Borja y mía, hasta que en un buen lance, Pepe tuvo la picada del día, un bonito "dientes" de aproximadamente cuatro kilitos o así. La parte desagradable vino después, por mi parte, a la hora de sacar la captura: un mal agarre a la hora de desanzuelar y meter en la sacadera, pez que se resbala, no entra en su sitio y pez al agua, con el consiguiente berrinche y disgusto para todos, lo siento Pepolo, más que si hubiese sido captura mía.

Mientras seguíamos intentando nuevas capturas, Alex y Pepe parecían haber dado con el señuelo correcto. Borja seguía intentándolo y yo conseguí, momentáneamente, la captura que me evitaba el bolo pero no me satisfacía plenamente.



En intervalos de pausas, entre picada y picada, fuimos aprovechando para irnos comiendo los bocatas y así aprovechar mejor el día para no perdernos ni un minuto, dado que, aunque las capturas no eran demasiado grandes (pesando entre los 500 g y el kilo), la pelea y la voracidad con que presentaban batalla era superior a la de los peces de mayor embergadura.



El tiempo se echaba encima, Borja espabiló y, con la ayuda de Alex, encontró su recompensa: unos lucietes que le quitaron el bolo que todo el día le había perseguido al igual que por mi parte, que hasta el final no tuvimos la recompensa.



Deciros que, aunque pequeños, sirvieron para mantenernos en tensión y asegurarnos la diversión hasta el último minuto, nunca mejor dicho, por eso coincidimos todos en señalar la jornada como fabulosa y con ganas de repetir.

Llegada la hora de recoger, ya casi anocheciendo, decidimos emprender el camino de regreso a la sede del club, para celebrarlo con unas cervecitas, comentar la repetición de las mejores jugadas y planear cómo y dónde iremos en la próxima escapada.

Esperamos que os guste, la próxima jornada será mejor y procuraremos vernos antes de que termine el año.

Un abrazo.

Alejandro

lunes, 18 de noviembre de 2019

Jornada 23: Embalse de Almaraz 16-11-2019

Lugar: Almaraz

Fecha: 16 de Noviembre del 2019

Miembros: Alex, Borja y Juanmi

Descripción:


Empezamos la jornada con la novedad de que hoy sería Borja, con el carné sacado hace poco (enhorabuena crack!) quien nos llevaría al destino elegido: Almaraz. Esta vez los valientes fuimos Alex, Borja y yo mismo. Tras tomarnos el ya típico cafecito de la mañana, nuestras expectativas de pesca se iban a reducir un poco después de percatarnos de la ausencia de niebla encima del embalse, lo que nos hacia presagiar que el agua estaba fría...Y además, otra sorpresa fue que nada más llegar encontramos 8 coches aparcados, pero bueno, el embalse era grande con espacio para todos.



Una vez nos pusimos los vadeadores, entramos al agua, donde nos percatamos que efectivamente, el agua no estaba caliente, asique nos tocaráa emplearnos duramente para intentar conseguir alguna captura. Media hora aproximadamente habia pasado cuando Alex ya estaba dándonos por saco a Borja y a mi con un pez de unos 300 g enganchado al otro lado de la línea. ¿Significaría esto que los peces estaban activos?

A esta captura le siguieros unas dos horitas sin actividad, donde probamos gran variedad de señuelos sin resultados. Tras ello, fue

de nuevo Alex quien, en una zona talismán para él, consiguió otro ejemplar del mismo porte que el anterior. Parece que nos iba a tocar a Borja y a mi pagar las cervecitas de hoy.



Después de esta captura, decidimos pescar una hora más antes de volver al coche a tomarnos el bocadillo, pero desafortunadamente sin conseguir ningún pez.

Cuando llegamos al coche, de los 8 coches iniciales solo quedaban 3, y tras hablar con algunos pescadores, coincidían con nuestra experiencia de una muy baja actividad de los peces. Tras el merecido descanso, nos pusimos manos a la obra otra vez pero la tarde no iba a ser nada fructuosa. Fueron bastantes las zonas que tocamos, incluyendo una cercana a la central, pero en ninguna de ellas pudimos capturar ningún pez más. Así, decidimos poner rumbo al coche con un sabor agridulce en la boca ya que no se habían cumplido las expectativas con las que iniciamos la jornada. Y esto es lo bonito de la pesca, su impredecibilidad.

¡Hasta la próxima jornada!

Juanmi

sábado, 9 de noviembre de 2019

Jornada 22: Embalse de Cijara 01-11-2019

Lugar: Cijara

Fecha: 01 de Noviembre del 2019

Miembros: Alex, Juanmi y Pepe

Descripción:


Hola amigos. Un día más nos ponemos en marcha. Esta vez nos animamos Alex, Juanmi y yo, ya que los demás tenían otros planes.

Decidimos acercarnos a Cijara y la cosa pintaba regular: algo de viento y algunas nubes que no me gustaban nada.

En fin, al lío, comenzamos la jornada y nos dimos cuenta de que los peces o no querían comer o nosotros no dábamos con el señuelo apropiado.

Después de probar y probar durante gran parte de la mañana fue Alex el que consiguió sacar el único lucio de la jornada con un peso de aproximadamente 3 kg.



Continuamos dándole, pero la cosa no mejoraba hasta que después de mucho bregar fue Juanmi el que consiguió sacar una bonita lucioperca que rondaría el kilo.



Aun así, la cosa pintaba mal y yo por mi parte me volví a comer otro bolo. En fin, continuamos probando y probando, pero sin resultado hasta que Alex consiguió una nueva picada, esta vez de un bass, pero el paquete se lo dejó escapar, jajaja.

Seguíamos insistiendo, pero la cosa empeoró: se levantó mucho viento y los nubarrones cada vez tenían peor pinta hasta que al final ocurrió: nos cayó el diluvio, nos mojamos hasta los calzoncillos así que recogimos como pudimos y pusimos rumbo a casa. Volvimos fresquitos y empapados los tres…

Sin mucho más que contar y esperando que la próxima vez se dé mejor, me despido hasta la próxima.

Un abrazo y buena pesca.

Pepe

Vídeo de la jornada: